Libro. “EL CASO KOURI MONTESINOS-FUJIMORI y otras miserias humanas”


Guillermo Olivera DíazPor  Guillermo  Olivera  Díaz
godgod_1@hotmail.com

Al final puede leer y/o descargar para imprimir el libro en formato PDF

En mis 30 años de vida profesional consagrada al cultivo desinteresado y responsable de las ciencias penales, con prevalencia de la Criminología crítica y el Derecho Penal dogmático y críptico, de un modo u otro estuve vinculado a casos penales famosos, de sendos antejuicios políticos: casos GUVARTE, PERCILES, ALAN GARCÍA y BANCO AMBROSIANO.


Ahora, en el CASO KOURI-MONTESINOS-EUJIMORI he dado forma y contenido jurídico-penal a 43 páginas acusatorias que la Comisión Permanente del Congreso de mi patria, el Perú aprobó por 19 votos contra cero. Tal proeza abogadil, aunque en un momento que el oficialismo fujimorista se desvencijaba, me anima a escribir el presente libro, con estricto afán académico e histórico, con la misma tónica y semejante orientación de otras obras nuestras: “Criminología Peruana”, Vols. I y II; “El proceso penal peruano”; “La reforma penitenciaria en el Perú”; “Proceso político peruano y Criminología”; y “El caso Perciles”. Cobró el mismo sentido, dentro de mis más recónditos entresijos, la publicación del “Caso Guvarte-Elías Laroza” en la Revista de Ciencias Penales, que fundamos años ha, en su 4° número. Por cuyas razones repetimos hoy lo que escribimos entonces: “Confiamos en vuestra lectura con desprejuicio, en abono de la salud moral, en trance siempre de periclitar”; que periclitó de veras y tan severa y hondamente con los 3 personajes inefables y tremebundos: FUJIMORI, MONTESINOS y KOURI BU MACHAR, de quienes el libro trata en sus aristas delictivas.

con logo de PDVPEn este mayúsculo affaire penal que constituye, por su haz y envés. El Caso Kouri he tenido el honor y altísima fruición de haber redactado el Informe en Minoría, de 43 páginas, que suscribió el congresista CESAR ACUNA PERALTA, sin siquiera leerlo (sic)y cuando ya la prensa de todo jaez lo enfocaba e interrogaba. Jamás atisbé, como ángel fieramente humano, tal carencia de responsabilidad. Más grande aun cuando le dijo a los 4 vientos, en varias ocasiones, que el Informe venía siendo preparado por constitucionalistas y penalistas de nota, a quienes nunca vi, ni conocí, pues la verdad monda y lironda es que lo concebí, reflexioné y redacté en mi oficina de SAN BORJA, enteramente SOLO y SOLO, con la misma máquina de escribir que trabajé los informes en los otros antejuicios políticos que he reseñado.

La primera parte del libro se refiere al antejuicio que se sigue contra el congresista ALBERTO KOURI BU MACHAR, por los 15,000 dólares que aparece recibiendo, el 05-05-2000, de manos del ex asesor presidencial VLADIMIRO MONTESINOS TORRES, en el video del soborno apocalíptico; más las otras cantidades también en dólares que aquél acepta haber recibido de éste, una semana atrás al 14-09 del mismo año. El desarrollo de esta acusación constitucional se encuentra en pleno trámite. Una subcomisión acusadora debió, con yerro, sustentar el Informe acusatorio -que no existe- ante el Pleno del Congreso; empero, la Comisión Permanente la ha convertido en subcomisión de investigación, con el fin de salvar defectos procesales, inducidos adrede por el congresista RICARDO MARCENARO, cazurro y ultramontano fujimorista.

La obra, en su 2a parte, presenta la Denuncia penal por los delitos de Corrupción de funcionarios. Peculado agravado y Enriquecimiento ilícito, por mí interpuesta contra:

  • VLADIMIRO MONTESINOS TORRES
  • FRANCISCO CROUSILLAT LOPEZ-TORRES
  • OSCAR DUEOUR CATANEO
  • ALEX KOURI BUMACHAR y
  • DELIA VERGARRA.

El singular mérito de esta denuncia penal contra Vladimiro Montesinos estriba en que en su virtud se reabrió la investigación en el Ministerio Público que días atrás se había archivado, por obra y gracia de una fiscal provincial penal provisional que luego fue separada del cargo. Lo extraño es que tal archivamiento inicuo fue aprobado por un fiscal superior que no ha sido sancionado, ni investigado, como sí fue aquélla. Las razones de corrupción huelgan.

La última parte del libro versa sobre la conducta delictiva, óntico-ontológicamente vista, del ex mandatario del Perú ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI, cuya nacionalidad japonesa y, al mismo tiempo, peruana, ocultada cínicamente durante los 10 años que ejerció la presidencia, constituye un ingrediente nefando de la montaña de delitos que ha consumado y agotado; el doble Concurso reaI e ideal de tipos penales que, según nuestra legislación, se castiga con el de más severa represión. En este acápite, el 13-11 -2000, formulé denuncia constitucional contra el fugitivo ex presidente por delito de “encubrimiento real ” (Art. 405°, C. Penal); sin embargo, faltarían otras denuncias, una por el vulgar delito de “robo agravado” (Art. 189°, C. Penal, modificado por Decreto Legislativo N° 896), cuya pena mínima es 15 y máxima 25 años de privación de libertad , por haber sustraído con nocturnidad, personal armado, falso fiscal y en forma espectacular bienes y enseres de ciertos inmuebles de VLADIMIRO MONTESINOS, pretextando para colmo una orden judicial. Estos hechos execrables resultan auténticos de un gángster internacional, de marca mayor, con hipertrofiada cobardía.

Véase en la publicación de este trabajo una suerte de imperativo social. Un abogado que rinde cuentas a sus colegas y al país acerca de la labor profesional cumplida.

Lima, 20 de diciembre del 2000

Logo digitalizacion con fecha



Categorías:América Latina y el Caribe, Corrupción, Política

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: