Perú: Congreso demora tres años proyecto de ley 00994 contra el maltrato infantil


no a la violencia infantilSin política pública. El maltrato infantil a la espera de cambios normativos.

En este momento, mientras Ud. lee esta nota, por lo menos una niña o niño peruano es objeto de maltrato; indefenso por la razón de su edad es víctima de tratos violentos, agresivos o humillantes, generalmente en manos de sus padres o familiares más cercanos, episodios a menudo cruentos que dejan hondas heridas físicas y psicológicas. Este drama, que afecta a una parte muy considerable de peruanos, ha sido revelado por recientes denuncias públicas, aunque es lamentable que en la mayoría de estos casos las denuncias debieron estar documentadas mediante fotografías y filmaciones, para que, solo luego de una intensa presión pública, las autoridades asuman un papel resuelto y eficaz.

Mientras esta tragedia persiste en decenas de miles de hogares peruanos, el Congreso de la República guarda desde hace tres años en sus gavetas una iniciativa que se convertiría en el inicio de una política pública contra el maltrato infantil y de los adolescentes. Desde que el 27 de marzo del año 2012 el Ejecutivo presentara el Proyecto de Ley N° 00994, esta iniciativa ha transitado un vía crucis parlamentario, sintomático del drama que pretende evitar.

Dicho proyecto de ley prohíbe el uso de toda medida correctiva que atente contra la integridad personal de las niñas, los niños, las y los adolescentes. Propone modificar varios artículos del Código de los Niños y Adolescentes, la Ley 27337; se pone énfasis en el derecho del niño a no ser vulnerado y a no ser sometido a ninguna medida correctiva que atente contra su integridad. Al mismo tiempo, dispone que es deber de los padres corregir a sus hijos sin atentar contra su integridad. En ambos casos, se tratan de disposiciones que colocan este asunto en el nivel de los estándares internacionales establecidos por tratados y convenciones de los que el Perú es signatario.

El jaloneo del proyecto es indignante. Ha sido devuelto a comisiones porque una de ellas, la de la Mujer y Familia, no resolvió a tiempo, sus dictámenes han sido vistos cuatro veces en el Consejo Directivo o la Junta de Portavoces sin haber logrado sensibilizar a sus integrantes para que sea puesto al debate en el Pleno y fue objeto de una danza de retiro de firmas. La última vez que se tuvo noticias de esta iniciativa fue en enero de este año, cuando la Comisión de Justicia pidió que se priorice su debate.

Se requiere ese marco para desarrollar una política pública contra este flagelo. El Ministerio de la Mujer ha recibido en los últimos años hasta 9 mil denuncias de maltrato físico. Solo en Lima Metropolitana, el año 2014, en los 22 Centros Emergencia Mujer (CEM) que el Ministerio de la Mujer administra se denunciaron 3,800 casos de violencia psicológica, física o sexual contra menores de edad, en tanto que el 25% de casos se concentraron en tres distritos: Villa María del Triunfo, Villa El Salvador y San Juan de Lurigancho.

Más allá de las sanciones penales establecidas, los especialistas, a la espera del marco legal apropiado, han señalado los elementos de una conducta colectiva pública y privada que permita erradicar esta forma de violencia que está a la base de otras expresiones de violencia en la sociedad. La clave se encuentra en el reconocimiento de que nuestros hijos, a pesar de ser pequeños, son sujetos de derechos y al mismo tiempo objeto de educación y de apropiación de patrones de conducta que deben ser conseguidos sin la violencia.

http://www.larepublica.pe/politica/editorial-22-03-2015



Categorías:América Latina y el Caribe

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: