Perú: Eutanasia. Proyecto de ley en el Congreso busca despenalizar polémica práctica médica


La comisión de salud deberá debatir en abril el proyecto de ley del congresista Roberto Angulo que busca brindar la opción de “una muerte mucho más tranquila” a pacientes con enfermedades terminales.

imagen-euta-1Por Israel Lozano

La eutanasia es la acción u omisión que permite evitar el dolor a pacientes desahuciados, acelera su proceso natural de muerte y todo bajo su consentimiento. En países como Holanda, la ley que le da la facultad al paciente de tomar esta opción ya ha sido aprobada. En el estado de Oregon –Estados Unidos, el paciente que opte por esta vía debe ser mayor de edad y certificar más de una vez su voluntad de morir. Asimismo, un médico debe certificar que la persona se encuentre a menos de seis meses de vida.

En Perú, el debate no ha sido tema central de agenda, pero podría serlo pronto. El congresista Roberto Angulo presentó hace dos semanas un proyecto de ley ante la comisión de Salud del Congreso que busca despenalizar el homicidio piadoso y plantea la necesidad de implementar la eutanasia para pacientes que padecen de enfermedades terminales. El proyecto, según comentó su autor a LaRepublica.pe, se ha presentado con el apoyo de congresistas como Sergio Tejada y debe ser debatido en abril.

“El proyecto surge luego de que nos percatemos que otros países ya han debatido el tema y Perú se encuentra en el momento indicado para hacerlo“, explicó el congresista.

En síntesis el proyecto busca que el médico, libre de cualquier sanción penal, permita la eutanasia siempre y cuando el paciente lo haya manifestado indubitablemente.

“Uno libremente decide morir y terminar con su vida porque se da cuenta que su vida no da más y que no puede seguir sufriendo estos problemas. El médico decide acompañar y hacer que esta muerte sea mucho más tranquila de lo que se espera. Muchas veces el paciente quiere morir y el médico no quiere hacerlo”, acotó.

Como es de esperarse, el tema no es sólo técnico. La Iglesia Católica, en diversos artículos, ha mostrado su oposición a esta opción ya que “la vida está por sobre todas las cosas”. Angulo mencionó que dicha opinión había sido considerada, pero que su proyecto considera a la muerte como “un proceso natural”.

“Si lo hemos considerado y precisamente por eso es que pensamos que es un asunto natural. Yo considero que nosotros no somos inmortales. No somos un alma inmortal y lo que desaparecería con la muerte es el cuerpo. Los creyentes sabemos que el alma es inmortal”, comentó.

La vida es sagrada

Roger Yajure, especialista en bioética, comentó que el principal argumento que tiene la Iglesia es el de la protección de la vida humana. “En principio; no es tanto el hecho de matar o no a la persona, sino de que la vida es sagrada.  Si partimos de esa idea, la eutanasia es una acción u omisión que procura la muerte de la persona y la iglesia lo ve como moralmente inaceptable. Eso está en toda su historia”, comentó.

Rechazó que la eutanasia se trate de un derecho civil y consideró que nuestro país no se encuentra preparado aún para un debate sobre el tema. “No está en debate los derechos civiles, está en debate el derecho a la vida. Ellos tendrían que demostrar un derecho a la muerte y eso es imposible. La mayoría del sector religioso se negará y nada prosperará. Desde el punto de vista lógico es pedir la muerte como un derecho a la vida y yo no le veo un asidero legal”, comentó.

Para Yajure, el debate no pasa por facultar al paciente de “decidir” sino en la calidad de la vida que puede llevar. “No tenemos por qué promover una ley -que puede ser un arma de doble filo- sólo porque países como Holanda ya lo han autorizado. Una opción a una enfermedad terminal es que los gobiernos se preocupen por la calidad de vida de sus ciudadanos y el óptimo servicio de salud por igual. Decirle al paciente terminal ‘Este fármaco no te va a curar, pero te va a facilitar una mejor calidad de vida’ y así evitamos una ley que bien podría tener doble filo”, comentó.

Eutanasia como opción

Por otro lado, el coordinador del ForoSalud, Alexandro Saco, recordó que ya existe una ley vigente que se refiere indirectamente a la posibilidad de decidir por una muerte digna. “La ley 29414 habla de los derechos de los usuarios de la salud y uno de sus tópicos detalla que el paciente ‘tiene derecho a que se respete su proceso natural a la muerte y a negarse a un tratamiento si lo considera propio’. En cierto modo, un paciente ya tiene la facultad de decidir por su vida o por su muerte”, explicó.

Asimismo, rechazó que la ley se trate de un arma de doble filo ya que se trata de una medida legislativa que faculte a los pacientes que deseen optar por la muerte. “No decimos que todos se acogerán a la eutanasia. Nosotros no sabemos cuál es el dolor que vive el paciente ni la familia. La muerte así como la vida es un derecho. Esta figura es absolutamente opcional”, detalló.

Recalcó que dicha medida debe estar secundada por una reglamentación del Ministerio de Salud que detalle las circunstancias de su aplicación. Sin embargo, destacó que dicho proyecto debe ser modificado para promover que profesionales de la salud capacitados sean también quienes ejecuten la eutanasia.

“El médico a través de un informe es el que debe determinar si la persona padece de una enfermedad terminal, pero debe ser éste u otro profesional de la salud capacitado el que tendría la posibilidad de realizar el acto. Asimismo, el acto podía ser vigilado por una entidad pública relacionada a la protección de derechos como la Defensoría del Pueblo o la Superintendencia Nacional de Salud”, explicó.

Tal como lo menciona Saco, efectivamente el paciente en nuestro país se puede amparar en la ley 29414 y acogerse a su derecho de una muerte natural libre de fármacos y tratamientos médicos. Sin embargo, la eutanasia activa sigue siendo un debate legal y un dilema ético que aún no se ha colocado como un debate nacional. ¿Estamos en el momento indicado para debatirlo?, ¿Debe aprobarse la ley a favor de la eutanasia como una opción para el paciente? Comienza el debate.

Datos:

-Italia tiene una figura similar a la de Perú sobre la eutanasia. La eutanasia activa está prohibida, pero su Constitución reconoce el derecho del paciente a rechazar cuidados médicos.

-En la sección dos de su tercera parte, el Catecismo Católico se refiere a la eutanasia bajo el principio del quinto mandamiento “no matarás”. El numeral 2258 señala que “La vida humana ha de ser tenida como sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios”. Sin embargo, en la misma sección y el numeral 2278, el mismo texto explica que “La interrupción de tratamientos médicos onerosos, peligrosos, extraordinarios o desproporcionados a los resultados puede ser legítimo. Interrumpir estos tratamientos es rechazar el ‘encarnizamiento terapéutico’. Con esto no se pretende provocar la muerte; se acepta no poder impedirla”.

-En el 2015, el tema saltó en Latinoamérica luego de que Valentina Maureira (14 años) pidiera a través de un video que la presidenta Michelle Bachelet le autorice “dormir para siempre”. La menor padece de fibrosis quística y había visto morir a su hermano bajo la misma enfermedad. La presidenta rechazó el pedido, pero fue a visitarla. Hoy, Valentina ha decidido vivir y continuar con su tratamiento.

http://www.larepublica.pe/22-03-2015/eutanasia-proyecto-de-ley-en-el-congreso-busca-despenalizar-polemica-practica-medica



Categorías:América Latina y el Caribe

Etiquetas:, , , ,

A %d blogueros les gusta esto: