Perú. Amazonía. Lote 192: El gobierno negocia entregar a dedo el mayor lote petrolero


Lote 192. La población de Loreto exige que ese campo productivo sea operado por Petroperú, pero hasta el cierre de nuestra edición se pudo conocer que el gobierno habría iniciado la negociación con la anglofrancesa Perenco. Hoy llegan los Apus para exigir respeto y remediación ambiental.

lote 192. loretoEscribe: Carlos Bessombes

Mientras en Loreto miles de peruanos exigen que Petroperú tome las riendas del Lote 192, que operará hasta el 29 de agosto la empresa argentina Pluspetrol, en Lima el directorio de Perupetro negociaba a dedo su entrega con la empresa Perenco.  

La información oficial deberá ser dada a conocer hoy por Perupetro y el Ministerio de Energía y Minas.

La ministra Rosa María Ortiz, durante la mañana de ayer, respondió a los pobladores de Loreto que Petroperú no tiene las condiciones económicas para operar solo el Lote 192.

Sin embargo, aseguró que la petrolera estatal tendrá un 25% de participación en explotación de petróleo del referido lote. Y con ello Petroperú retornaría a las actividades de explotación de hidrocarburos (upstream).

La posición de Ortiz está en concordancia con lo señalado por el presidente Ollanta Humala, quien días atrás señaló en Talara que Petroperú debe continuar solo en las faenas de refinación y no ingresar a la parte más suculenta del negocio petrolero como es la explotación.

Agregó que en un futuro esa participación se incrementaría siempre y cuando la petrolera estatal muestre mayor eficiencia en su gestión.

La voz de los pueblos

En Loreto la población es consciente de la importancia del impacto económico del Lote 192, como lo es en el caso de Doe Run en La Oroya y por eso apuestan por su continuidad, sin que ello signifique claudicar en sus demandas sociales.

Sobre el lote 192, que opera hace más de 40 años, son muchos los gobiernos que hicieron caso omiso a las exigencias de las comunidades nativas que viven en la zona de influencia, quienes año a año denuncian más áreas contaminadas y por las que hasta hoy nadie se hace responsable.

Si bien es cierto que el gobierno hizo algunos esfuerzos para buscar solución a las demandas principales que pasan por la remediación ambiental y el respeto a los pueblos nativos, las horas apremian para firmar acuerdos concretos que deben materializarse en el proceso de Consulta Previa del lote 192.

Por este motivo, desde mañana hasta el domingo 16, los Apus nativos y representantes de las Federaciones de la Amazonía se reunirán en Lima con los altos funcionarios del gobierno central para retomar el diálogo en el marco del proceso de Consulta Previa, interrumpido desde la semana pasada, fecha en que la licitación por el mayor lote petrolero del país fue declarada desierta.

Aunque en un inicio el gobierno ofreció que estarían presentes tanto el premier Pedro Cateriano como funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas, con su titular a la cabeza, extraoficialmente se supo que solo participará la titular del MEM.

Debe indicarse que el proceso de diálogo en Iquitos fue levantado previamente, pues las autoridades del gobierno que asistieron no contaban con capacidad de negociación para temas centrales que proponen los Apus, por lo que la reunión en Lima levantó expectativa no solo en las comunidades sino en todo Loreto.

En la última semana, toda la región ha reavivado sus demandas sociales y económicas por la caída del canon petrolero. Es evidente la preocupación del pueblo loretano por este hecho y la continuidad de las operaciones del lote 192, no por nada dos marchas casi consecutivas en Iquitos concentraron a unos 15 mil pobladores, que al unísono buscan ser escuchados por el gobierno.

Una voz autorizada es la de Aurelio Chino, presidente de la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP), quien mostró su preocupación por la reunión en Lima pues considera que una vez más el diálogo no sería fructífero ante la ausencia de autoridades con poder de decisión.

“Exigimos que el primer ministro esté en la reunión para garantizar los acuerdos concretos, queremos personas que tengan poder político en la toma de decisiones”, señala.

Los dirigentes nativos esperan que en la reunión de hoy se dé respuesta a las 27 demandas de las comunidades, ya que hasta la actualidad el Estado no llegó a un acuerdo con las federaciones (FEDIQUEP) y la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes y Pastaza (FECONACO), pese a haberse realizado reuniones técnicas de preparación en Lima y Loreto.

 Un hecho que sin lugar a dudas no contribuye y más bien echa más leña al fuego al ya caldeado ánimo sobre este asunto son las declaraciones de empresarios que otrora laboraran para la Occidental Petroleum, a quien todos acusan de ser la verdadera responsable de la contaminación en el ex lote 1AB, quienes alertan que no existía una sola comunidad nativa en la zona del lote y que, por lo tanto, no debería realizarse una consulta previa.

 Así como estas declaraciones, algunos gremios empresariales son frontalmente opositores a la Consulta Previa, a la que consideran una traba para el desarrollo de las inversiones en los sectores minero y petrolero.

 “Son falsedades, nosotros estamos en esa zona hace miles de años defendiendo nuestros territorios, nuestros derechos, esas afirmaciones son indignantes para nosotros y vienen a crear problemas. Nos van a obligar nuevamente a adoptar medidas de fuerza porque nosotros no tenemos temor de defender nuestros derechos como cualquier peruano. Queremos que los interesados en los recursos de nuestro país piensen bien y nos llamen para sentarnos a dialogar”, responde Aurelio Chino.

 Un punto en que deberán ponerse de acuerdo los representantes de las comunidades nativas así como el Estado es en el monto del fondeo para la remediación ambiental. Se manejan cifras que van desde los US$ 100 millones hasta los US$ 1.000 millones.

 Otros aspectos centrales pasarán por garantizar efectivamente los derechos y el respeto a los pueblos indígenas. Asimismo, establecer dentro del nuevo contrato del lote 192 un fondo fideicomiso de US$ 1.000 millones que garantice el desarrollo de los pueblos indígenas en los próximos 30 años de contrato.

Los Apus exigen un justo derecho luego de 45 años de extracción

El Apu Carlos Sandi, presidente de la FECONACO, precisa que llegan a Lima para exigir un justo derecho, en referencia a los graves impactos sociales y ambientales luego de 45 años de actividad petrolera.

En Iquitos, el Estado suspendió el diálogo al tener respuesta al primero de 27 puntos que las federaciones exigen para garantizar seguridad para sus territorios y derechos en los próximos 30 años de operaciones que se proyectan en el Lote 192.

“El Estado tiene que garantizar los derechos de los pueblos indígenas así como garantizan las inversiones transnacionales”, dijo Sandi.

Un punto en el que deberán ponerse de acuerdo los representantes de las comunidades y los del Estado es el fondo para la remediación ambiental. Se manejan cifras desde los US$ 100 millones hasta US$ 1.000 millones.

Asimismo, establecer en el contrato del lote 192 un fideicomiso de US$ 1.000 millones que garantice el desarrollo de los pueblos indígenas en los próximos 30 años.

Clave

Las autoridades de Loreto advierten que de no llegar a acuerdos importantes en la remediación ambiental, como el ingreso de Petroperú a operar el lote 192, se analiza la opción de un paro regional. El pueblo loretano rechaza la adjudicación del lote a cualquier transnacional, pues considera que sus operaciones fueron lesivas a la salud de las poblaciones.

Luis Espinoza, exviceministro de Energía: “Que el Estado se compre el pleito”

¿Un petróleo pesado como es el del lote 192 va a ser atractivo con todo el pasivo ambiental que tiene?

Para evitar un fracaso a veces se acude a la empresa del Estado, pero la empresa del Estado se usa para cosas estratégicas, no para pérdidas. Antes de todo ello debe resolverse previamente el pasivo ambiental que es responsabilidad del Estado, que vea a quién se lo cobra es otro tema, pero es el Estado quien dejó que esos pasivos existan y no puede licitar ese lote así.

Creo que no tienen claro por qué quieren poner a Petroperú con un lote con producción declinante, en donde Pluspetrol lo dejó porque nota que los costos van a seguir subiendo, entonces ya no es negocio.

Se tienen que cambiar las condiciones y tienen que ser más flexibles y el Estado tiene que absorber mucho del problema.

La negociación con los Apus es difícil por esos pasivos que se arrastran y ellos quieren respuesta justamente a los pasivos existentes, no es un tema de concurso, es un tema que el Estado asuma qué va a hacer para remediar.

Entonces son condiciones concretas que se tienen que dar. Que el Estado se compre el pleito. Solucionando el tema de los pasivos y los millones que hay que poner para ello, los Apus y comunidades lo van a aceptar.

http://larepublica.pe/impresa/economia/398278-el-gobierno-negocia-entregar-dedo-el-mayor-lote-petrolero



Categorías:América Latina y el Caribe

Etiquetas:, , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: