Fuego trágico


3521

Escribe: César Lévano

La muerte cruel de tres bomberos que desafiaron el fuego por salvar a otras víctimas ha conmovido al país y ha obligado a reflexionar sobre esa institución y esos personajes que en su interior arden con el más puro fuego de la solidaridad.

Los tres eran jóvenes. El mayor, Eduardo Jiménez, tenía 45 años de edad. El menor, Alonso Salas Chanduví, iba a cumplir 26 años el próximo 1 de noviembre. Raúl Lee Sánchez Torres tenía 35. Alonso era bombero desde los 15 años.

Los tres eran miembros de la Compañía de Bomberos “Roma”, cuyo local se ubica en la Plaza del Congreso. Es una entidad situada en el corazón de Lima y que a lo largo de la historia ha librado cien combates contra el fuego.

Los tres bomberos han sido nombrados héroes por su institución, y por el país entero. Héroes de la vida, héroes de la generosidad, héroes de la preocupación  por el prójimo: eso son los tres devorados por las llamas.

Aparte del homenaje, del dolor y del respeto, esta tragedia debe llevar a los poderes públicos y a todos los ciudadanos a atender los déficit de equipos, de medios de prevención y de una evaluación del comportamiento colectivo respecto de los bomberos.

Bertolt Brecht, el gran poeta alemán, escribió: “Desgraciado el país que necesita de héroes”. Quiso decir que muchas veces requerimos el sacrificio de los más buenos, de los más valientes, para salvarnos como sociedad. Miguel Grau, Andrés Avelino Cáceres, son ejemplo. El poeta nos dio a entender también que el egoísmo general obliga a esos seres a inmolarse. Mejor es crear las condiciones para que no haga falta el sacrificio excesivo de los mejores.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo ayer en el velorio de los héroes que el gobierno está estudiando una nueva ley del bombero, que establecería, más allá del seguro de vida que da EsSalud, una pensión. “Tenemos que crear una pensión vitalicia para víctimas del trabajo, como estos tres caballeros que han muerto en la primacía de su vida y dejan hijos, incluso uno que no ha nacido todavía”, explicó PPK.

El mandatario expresó asimismo que “tenemos que cuidar a nuestros bomberos a partir de mejorar sus equipos. Tenemos que apoyarlos más”.

Cabe recordar que los bomberos no solo combaten el fuego. Ayudan también en casos de accidentes o enfermedad grave. Quién no los ha visto desplegar fuerza, agilidad y destreza para salvar vidas y mejorar destinos.

http://diariouno.pe/columna/fuego-tragico/



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Sociedad, Solidaridad

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: