Fidel Castro, el líder que sobrevivió a 638 atentados


58392416c461882b688b465a

“Todos los enemigos se pueden vencer”

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, falleció en La Habana a la edad de 90 años. El longevo político podría no haber vivido tantos años de no haber burlado los más de 600 complots magnicidas que se urdieron para eliminarlo. Este día merece recordar algunos de ellos.

Las balas, los explosivos, el veneno ni ningún otro medio logró quitarle la vida: desde el inicio de la Revolución Cubana, Fidel Castro se convirtió en objetivo de centenares de ataques de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, y tras el triunfo del movimiento revolucionario en Cuba la Administración de Washington pasó a considerarlo la principal amenaza para los intereses de EE.UU. en América Latina.

Pero el propio Fidel hizo otros comentarios sobre su posible peor enemigo: en 1995, en una entrevista en la misión cubana de las Naciones Unidas para la cadena Telemundo, Castro comentó: “¿Mi peor enemigo? Yo creo que no tengo enemigos peores, porque creo que todos los enemigos se pueden vencer”.

Los intentos para lograr su “desaparición física” comenzaron desde el mismo momento en que encabezó la triunfante Revolución Cubana en 1959, y dieron inicio a una lista de 638 atentados. El último fue en 2008.

En su último discurso el 19 de abril de 2016 ante el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba, el propio Castro anunció: “Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me había ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar”.

Fidel Castro

Castro en el libro de los Récords Guinness: la persona a la que más veces han intentado asesinar.

Para asesinar al famoso líder –según varias fuentes– fueron consideradas varias ocasiones y medios, desde francotiradores, explosivos colocados en sus zapatos o veneno inyectado en un puro, hasta una pequeña carga explosiva dentro de una pelota de béisbol, entre otras variantes. Las más peculiares son las siguientes:

Supuestamente la CIA habría tratado de eliminar a Fidel Castro usando un explosivo envuelto en un puro durante la visita de Castro a las Naciones Unidas en septiembre de 1960.

La CIA también habría contemplado la posibilidad de gasear una emisora de radio donde Castro estaba dando un discurso en directo con un aerosol que contenía una sustancia similar al LSD. El plan consistía en que Fidel enloqueciera mientras se dirigía en vivo a la nación.

Un poco más tarde tuvo lugar un caso digno de una película de James Bond, cuando Marita Lorenz, amante de Castro, presuntamente fue contratada por los estadounidenses para envenenar al líder cubano, aunque en el último momento decidió no hacerlo.

Un método que no debía terminar con la vida de Fidel pero sí hacerle perder la barba era poner sal de talio en sus zapatos o en los puros que fumaba. Este producto químico que se utiliza en soluciones depilatorias debía provocarle la caída del vello facial y demostrar a los cubanos que su presidente era débil y falible.

Además, el comandante sobrevivió atentados perpetrados con bacterias mortales colocadas en su pañuelo, una bomba bajo una caracola en una playa, un batido envenenado y muchos otros.

‘El que debe vivir’

La vida atípica y abundante en peligros de Castro dio suficiente material para que la televisión cubana rodara una serie titulada ‘El que debe vivir’, que contaba la historia de los ataques contra Castro. El proyecto fue dirigido por Rafael Ruiz Benítez.

“Como es una serie histórica, acudimos a una mezcla de géneros para auxiliarnos de ellos y dar más información al espectador alrededor de los hechos”, dijo Ruiz Benítez ante los oficiales cubanos y miembros del equipo artístico al presentar la primera entrega.

Los servicios de inteligencia cubanos calcularon que hasta 2007 se habían planeado un total de 638 intentos de asesinatos contra Fidel Castro, de los que fueron ejecutados más de un centenar. Los intentos partieron tanto del Gobierno estadounidense como de opositores cubanos. El famoso comandante es indudablemente el primero en la lista de mandatarios cuya vida ha sido puesta en peligro mediante atentados. Los otros mandatarios que más intentos de magnicidio han sufrido por detrás de Castro son todos presidentes de Estados Unidos: Ronald Reagan (197), Richard Nixon (184), Lyndon Baines Johnson (72), James Carter (64) y John Kennedy (42), quien murió asesinado.

https://actualidad.rt.com/actualidad/224527-atentados-fidel-castro-sobrevivir

583939e9c3618886388b45ce

Las diez formas más curiosas que la CIA empleó para tratar de acabar con Fidel Castro

En febrero de 1959 Fidel Castro se convirtió en el primer ministro de Cuba. Desde entonces, de acuerdo con Fabián Escalante, a cargo de su protección durante la mayor parte de su mandato, Fidel ha sobrevivido a más de 600 intentos de asesinato.

Escalante, exjefe del servicio secreto cubano, afirma que los intentos frustrados de asesinar al exlíder cubano han sido múltiples en todos los gobiernos estadounidenses, desde Eisenhower hasta Clinton, pasando por Kennedy, Johnson, Nixon, Carter, Reagan o Bush (padre). Los posibles diez intentos más llamativos de acabar con su vida o su carrera política se describen a continuación, de acuerdo con la revista ‘Mental Floss’.

1.Mujer fatal. Marita Lorenz, considerada como una de las muchas ‘novias’ de Castro, supuestamente aceptó una oferta de la CIA en la que ella le haría ingerir cápsulas envenenadas. Lorenz se las arregló para introducir las pastillas en el dormitorio de Fidel, pero acabó guardándolas en su tarro de crema hidratante, por lo que las píldoras se disolvieron en la crema y ella se vio obligada a desistir del plan.

2. El traje envenenado. En 1975, el Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU. afirmó que había pruebas concretas “de un plan para obsequiar a Castro con un traje de neopreno forrado con esporas y bacterias que le provocarían una grave enfermedad en la piel (o tal vez algo peor)”. El plan supuestamente involucraba al abogado estadounidense James B. Donovan, quien debía entregar a Castro el traje durante la negociación para liberar a los prisioneros de bahía de Cochinos. Según informó AP en 1975, el plan fue abortado “cuando Donovan entregó a Castro un traje de buceo diferente por iniciativa propia”.

3. Pluma-jeringa hipodérmica. La CIA equipó una pluma estilográfica con una aguja hipodérmica tan fina que Castro no podría darse cuenta cuando alguien chocara contra él inyectándole un potentísimo veneno. Este plan también falló.

4. Un puro explosivo. Supuestamente la CIA habría tratado de eliminar a Fidel Castro usando un explosivo envuelto en un puro, tan potente como para hacer volar su cabeza por los aires. En 1967, el diario ‘Saturday Evening Post’ informó que la Agencia ofreció a un oficial de la Policía de Nueva York llevar a cabo el plan durante la visita de Castro a las Naciones Unidas en septiembre de 1960. El atentado no se realizó.

5. Un puro venenoso. Tras el intento fallido de matar a Fidel con un puro explosivo, la CIA no renunció a acabar con el líder cubano a través del tabaco, por lo que la agencia contrató a un agente doble para que hiciera llegar a Castro un puro envenenado con toxina botulínica, capaz de matarle en un breve espacio de tiempo. Sin embargo, si bien el agente llegó a recibir la futura ‘arma’, no fue capaz finalmente de llevar a cabo el atentado.

6. La caracola explosiva. Sabiendo que a Castro le gusta bucear, la CIA planeó colocar un artefacto explosivo en una concha de caracol en uno de los lugares favoritos de Fidel para practicar este deporte. La Agencia preparó una caracola con colores brillantes y de aspecto lo suficientemente inusual como para atraer la atención del líder revolucionario, asegurándose de que estuviera lo suficientemente cerca de la concha cuando esta explotara como para quitarle la vida. El plan tampoco tuvo éxito.

7. Nair. De acuerdo con el citado informe del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense de 1975, EE.UU. creía que parte del poder de Castro residía en su barba. La CIA calculó que la pérdida de la barba mostraría a los cubanos que Castro era débil y falible. Así, un plan a medio esbozar contempló poner sal de talio (un producto químico que se usa en productos depilatorios como Nair) en los zapatos de Fidel Castro o en uno de sus puros. El producto químico sería absorbido o inhalado por el líder, provocando la caída de su vello facial, el plan tampoco se llevó a cabo.

8. LSD. En lo que fue un esfuerzo no tanto por matar a Fidel, sino para desacreditarlo, la CIA habría contemplado gasear una estación de radio donde Castro estaba dando una transmisión en directo, con un aerosol que contenía una sustancia similar al LSD. La idea era que cuando Fidel enloqueciera mientras se dirigía en vivo a la nación, los cubanos pensaran que su líder había perdido la razón y dejaran de confiar en él.

9. Pañuelo con bacterias mortales. En su aparente obsesión por llenar a Fidel de bacterias nocivas y de toxinas, la Agencia también consideró hacerle llegar un pañuelo impregnado de bacterias que le provocarían una grave enfermedad.

10. El batido envenenado. Según Escalante, lo más cerca que la CIA estuvo de matar a Fidel Castro fue cuando por poco logra hacerle beber un batido mortal en 1963. El intento salió mal cuando la pastilla que debía envenenar el batido se quedó pegada a la nevera del hotel Hilton de La Habana en la que se encontraba. Cuando el ‘camarero-asesino’ trató de despegarla, la cápsula se abrió, derramándose su veneno.

https://actualidad.rt.com/actualidad/view/117493-diez-formas-cia-asesinar-fidel-castro



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Defunciones, Personajes, Revolucionarios,

Etiquetas:,

A %d blogueros les gusta esto: