Las atrocidades terroristas en Siria


0d01d1d5-358a-4fbf-b99b-be06a0d9e969

Escribe:  Pedro García Hernández  (Corresponsal de PL en Siria)

Por encima de las creencias religiosas y con la aplicación del terror en todas sus formas, los extremistas en Siria cometen atrocidades reveladas no solamente en Alepo y Palmira o en cualquier otra zona donde están presentes.

Cuando la liberación de la histórica Tadmur o Palmira, los reporteros de Prensa Latina tuvieron acceso a documentos, pruebas fotográficas y textos utilizados por el Estado Islámico, Daesh, por su acrónimo en árabe, que tienen similares objetivos a los recientemente incautados en Alepo.

Textos para enseñar en primaria con rostros humanos y de animales borrados, con fusiles y armas que suponen los primeros pasos en la aritmética o listas de mujeres vendidas por dinero, son muy parecidos a los hallados en esa última ciudad.

A esto se suman testimonios de oficiales y soldados del Ejército sirio que comprobaron la “intoxicación” con estimulantes de algunos extremistas capturados, entre ellos el captagón, droga estimulante prohibida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1986.

Por coincidencias y sin rebuscar o pensar en “teorías conspirativas”, tanto los textos como los documentos de “ordeno y mando” exhiben una excelente impresión, muchas veces a todo color y con absoluta desfachatez  aparecen con un Copyright: de Arabia Saudí o Turquía.

Para el Daesh, ahora de nuevo en Palmira, como para el Frente para la Conquista del Levante, antes Al Nusra, “impregnar” a los novatos- la mayoría jóvenes y de cualquier nacionalidad-  de una interpretación extremista del Islam es el objetivo principal bajo presiones sicológicas en las que el “instructor” lee y repite continuamente los textos junto al fusil y la amenaza de que no cumplir les lleva a la muerte.

Numerosas pruebas, incluso publicadas en medios occidentales de comunicación, indican que una buena parte de los “nuevos ingresos” a las organizaciones extremistas tiene un nivel académico pobre, un entorno social totalmente desarraigado y sin objetivos claros de una vida al menos civilizada.

Este “último “precepto” es el que esgrimen medios en Internet como la Agencia Kali Yuga a través de publicaciones, totalmente identificadas con los que promueve el Daesh o el ex Al Nusra, los cuales desconocen por “Ley Divina” la historia de la Humanidad y muestran una intolerancia que alaba los conceptos del régimen nazista y pone por encima de cualesquiera otros dirigentes a Adolfo Hitler y los presuntos conceptos esotéricos (impenetrables, íntimos y de difícil definición) esgrimidos por éste y el creador de las SS, Heinrich Himmler.

Para expertos y estudiosos, los conceptos de retrotraerse al peor pasado de la civilización es parte importante de la “filosofía” extremista con la compulsión práctica para obligar a sus miembros a la mayor brutalidad contra quienes no acepten tales “valores”.

Nunca Al Qaeda, a quien achacan presencia en Siria, llegó, a tales extremos y además, si los hubo en algún momento- poco demostrables- tanto el Daesh como el ex Al Nusra los han superado con creces recurriendo a la interpretación más extremista del Islam

2e136af6-f0b7-4c8f-a1db-2b007de94ad0OPAQ

Por otro lado, entre las atrocidades hay que incluir el uso por los terroristas de compuestos químicos, artesanales o no, pero cuyos componentes no se compran en una tienda común y para cuya elaboración se requiere un mínimo de preparación técnica y recursos.

En ese sentido, las autoridades de Siria presentaron a los representantes de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), documentación que confirma el uso de iperita, una sustancia tóxica conocida como gas mostaza.

Las pruebas recogidas por los expertos del Ministerio ruso de Defensa, en colaboración y coordinadamente con Siria, demuestran que el pasado 31 de octubre se utilizó un proyectil de 240 mm con gas mostaza en la localidad siria de Maarat Umm Haush, situada en la zona de Afrín, provincia de Alepo), muy cerca de la frontera con Turquía.

Según los reportes verificados, la OPAQ solo ha recibido las pruebas documentales y pruebas materiales están selladas y permanecerán en el territorio sirio hasta la solución de impedimentos de carácter financiero para su transporte a La Haya. Se espera que las muestras lleguen en un vuelo chárter en enero del 2017.

En ese sentido, medios oficiales sirios señalaron que la misión de la OPAQ trabajaba en Damasco desde el 12 de diciembre a solicitud de las autoridades locales, y cuenta con ocho inspectores procedentes de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Eslovaquia y Eslovenia.

Tras el ataque con gas mostaza del pasado septiembre contra los barrios residenciales de Alepo, más de 40 personas- entre ellos militares- reciben en estos momentos asistencia médica en un hospital militar de Damasco, donde se confirmó que sus heridas evidencian la exposición a esa sustancia química.

Por otro lado, con los recientes éxitos en Alepo del Ejército sirio y sus milicias aliadas, los extremistas armados recurren a la violencia y al terror desesperado, pero también para destruir pruebas y evitar filtraciones de evidencias acusatorias.

Sabotean y tirotean los transportes para evacuados- incluso donde viajan algunos de sus propia gente e impiden las salidas de las cercanas localidades a Alepo de Al Fauaa y Kefraya, donde sus ataques desde hace tres años ocasionaron la muerte de cerca de dos mil personas, entre ellas 400 niños.

Estos son hechos y acciones demostradas, verificadas en el terreno de combate o en áreas donde solamente viven civiles y que incluyen además, el robo de piezas arqueológicas, asesinato de especialistas y expertos científicos y ataques a convoyes humanitarios, en los que durante los cinco años de guerra impuesta al país, han muerto cerca de medio centenar de activistas y miembros de la Media Luna Roja Árabe Siria, por citar solamente un ejemplo.

http://espanol.almayadeen.net/articles/variados/9387/art%C3%ADculo–las-atrocidades-terroristas-en-siria–por-pedro-ga



Categorías:Actualidad, Análisis, Derechos humanos, Imperialismo, Oriente Medio, Sin categoría, Terrorismo

Etiquetas:, , , ,

A %d blogueros les gusta esto: