EL AÑO NUEVO 2017 QUE LE ESPERA AL PERÚ, AMÉRICA LATINA Y AL PLANETA


Asamblea General de las Naciones Unidas tiene la responsabilidad de velar por la paz mundial y acaba de hacer noticias al demandar por la paz en Palestina.jpg

Victor AlvaradoEscribe: VÍCTOR ALVARADO

LIMA, 31 DICIEMBRE 2016. Iniciamos en las próximas horas el nuevo año 2017 y es muy fácil, emotivo y convencional desearles a mis amigos, colegas y familiares,  toda clase de parabienes y votos por más éxitos en todo lo que emprendan, y también es oportuno y de mucha responsabilidad desear los mismos sentimientos al país, la humanidad y el planeta, a sabiendas de que nunca como en estos años, enfrentan en su conjunto una serie de conflictos y dificultades de imprevisibles consecuencias.

En Medio Oriente están a la orden del día los conflictos armados que se viven en Siria, Irak, Yemen, Libia, Afganistán, Ucrania, el cerco militar contra el pueblo palestino, impedido por la fuerza de las armas de tener un estado propio, y por si no fuera poco, la elección en EEUU del  nuevo presidente Trump, que ha puesto en tensión al planeta con su anuncio de reactivar la carrera nuclear, a lo que hay que sumar la resistencia de las grandes potencias a implementar medidas contra el calentamiento global, que amenaza llevar al planeta al abismo, entre otros.

En Latinoamérica, Venezuela es objeto de una conspiración política, azuzada desde el exterior para sacar violentamente del poder político a un gobierno elegido en elecciones democráticas. Colombia que había conseguido sellar un acuerdo de paz con el que se ha puesto fin a un conflicto armado interno de más de 50 años, acaba de borrar con los pies lo que ha hecho con las manos, al iniciar conversaciones para ingresar a la OTAN, violentando acuerdos suscritos por el propio presidente Santos en UNASUR y CELAC, de “no concretar una alianza militar con la OTAN” para alejar cualquier militarización del continente.

Lógicamente, las sospechas están a la orden del día, de que al amparo de la OTAN se orqueste una futura intervención militar contra Venezuela, ahora que ya no estarán las FARC en pie de armas para impedirlo, y quién sabe si más adelante se pretenda orquestarla también contra Cuba. Las potencias occidentales carecen de escrúpulos. Recordemos que Irak fue invadido por EEUU luego de ser acusado falsamente de almacenar armas prohibidas, conforme la propia CIA lo reconoció públicamente.

Para nadie es un secreto que la OTAN, brazo armado de las grandes potencias, es el principal alentador de las guerras que viven los países del Medio Oriente y tienen por finalidad desestabilizar a sus gobiernos con propósitos de dominación imperialista.

Hace solo unos días fue asesinado el auditor de la OTAN, el belga Yves Chandelon, que venía investigando millonarios forados de fondos en la misma OTAN, que habrían sido destinados secretamente al financiamiento de los grupos “yihadistas” que guerrean en Irak y siria, hecho que no ha sido difundido por la agencias cablegráficas internacionales, excepto por la prensa alternativa.

Los que eliminaron al auditor, para aparentar un suicidio, pusieron en su mano derecha la pistola que la víctima guardaba en la guantera de su camioneta, pero ¡craso error! el ejecutado era zurdo. La marca de los autores del asesinato de Chandelon está clarísima, lo silenciaron.

En nuestro país, ha accedido al gobierno un político que la mayor parte de su vida la ha transcurrido en los EEUU en su condición de peruano nacionalizado estadounidense y no ha cumplido hasta la fecha su ofrecimiento de renunciar a esta nacionalidad. Pero esto sería de lo de menos, si no fueran por la ocurrencia de dos variables que afectarán nuestro futuro como país soberano.

Me refiero a su plan de endeudamiento a los bancos estadounidense a niveles nunca antes registrados en el país. Hasta antes de su acceso al gobierno, la deuda externa peruana, me remito a cifras de los economistas, representaba el 30% del PBI y según las propias palabras de nuestro gobernante, el Perú podrían endeudarse hasta por uno o dos veces su PBI, siguiendo el ejemplo de EEUU que está endeudado hasta cuatro veces su PBI, lo cual nos convertirá en un apéndice de los organismos financieros estadounidenses y en un bocado listo para ser engullido.

La otra variable, mantenida informativamente en perfil bajo casi en secreto, es el reciente acuerdo del gobierno con el Comando Sur del Ejército de los Estados para el establecimiento de una base militar estadounidense en Amazonas, camuflada con el nombre de “Centro de Operaciones de Emergencia Regional”- COER Amazonas, para supuestamente socorrer a pueblos peruanos que se vean afectados en el futuro por desastres naturales. 

La experiencia internacional enseña que este tipo de bases se crean normalmente en lugares identificados como zonas de probables desastres y Amazonas no lo es. La pretensión lógicamente es otra. Los EEUU con propósitos de dominación han sembrado el mundo de bases militares, que le representan un gasto de 6 billones de dólares anuales, y que a juicio de la oposición interna estadounidense es causante del déficit fiscal más grande de su historia y del estado de cuasi quiebra en que se encuentra y se oculta.

A mal tiempo buena cara, nada sin embargo debe impedir abrazarnos, querernos y desearnos un 2017 cargado de salud, prosperidad y éxitos.

foto.    Asamblea General de las Naciones Unidas tiene la responsabilidad de velar por la paz mundial y acaba de hacer noticias al demandar por la paz en Palestina



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis, Internacional, Oriente Medio

Etiquetas:, , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: