EN EL CENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA DE OCTUBRE


COMITÉ PERUANO  EN HOMENAJE A LA REVOLUCIÓN  SOCIALISTA DE OCTUBRE

COMUNICADO

En el año 2017, se celebrará el centenario de la Revolución Socialista de Octubre. Del mismo modo como en  1971 se conmemoró el centenario de la Comuna de París; el año que se inicia, el mundo evocará la gesta de Petrogrado que diera nacimiento a un Estado de nuevo tipo que proclamara el Socialismo como objetivo de lucha para construir un mundo mejor.

En el Perú fue José Carlos Mariátegui el primero que, a inicios de 1918, saludó la Revolución  Rusa, orientándose, a partir de  ella  “resueltamente hacia el socialismo”

El valor histórico de la Revolución de Octubre puede apreciarse desde distintos ángulos. Dado que abrió una etapa inédita  en la historia humana, y pudo mantenerse victoriosa por décadas, soportando el asedio de la reacción internacional expresada en múltiples formas de acoso y agresión; hoy se concreta como un símbolo imborrable en la conciencia de los pueblos.

A partir de esa experiencia, el mundo pudo conocer dos visiones distintas de la realidad. La visión burguesa y capitalista; y la proletaria y socialista. Pudo percibir dos tipos de Estado, uno destinado a proteger los privilegios de los explotadores;  y el otro, los derechos de los explotados. Y dos modalidades de Democracia, una formal;  y la otra, de esencia; puesta siempre al servicio  de los trabajadores y los pueblos, era la democracia soviética..

La construcción  del socialismo en Rusia, a partir de 1917, permitió avizorar el papel revolucionario de  la clase obrera y su aliado natural el campesinado; al tiempo que afirmó el liderazgo de un  Partido -el Partido Bolchevique- llamando a cumplir un  rol de vanguardia en el cumplimiento de sus deberes al frente de la transformación revolucionaria rusa y la posterior creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, crisol del internacionalismo y fuente vigorosa en la lucha por la paz, la emancipación, el progreso y el desarrollo de los pueblos. Al mismo tiempo, afirmó el descollante papel de Lenin al frente de su pueblo y de la causa internacional del socialismo. 

El triunfo de la Revolución en la antigua Rusia de los Zares, coincidió con el inicio de una nueva etapa de la dominación capitalista. Como se señalara en 1916,  el sistema imperante entonces pasó a su etapa final -la imperialista- que arreció su ofensiva  brutal contra rodas las naciones. Fue el imperialismo, acosado por la crisis de post guerra, en los años 20 del siglo pasado, el que dio nacimiento al fascismo, la dictadura terrorista de los grandes monopolios, para agredir a la URSS y desencadenar un nuevo grave conflicto mundial del que la Unión Soviética salió victoriosa salvando, además  a todos los pueblos  del mundo del horror nazi. La humanidad nunca olvidará el papel de la URSS en la lucha contra este oprobioso flagelo que el Gran Capital descargara sobre los hombros de los pueblos.

A lo largo de gran parte del siglo XX, la Unión Soviética jugó un papel muy destacado. Aportó vigorosamente al desmoronamiento del sistema colonial; apoyó la lucha de los pueblos en  Asia, Africa y América Latina; se identificó con las luchas de los trabajadores en todos los países de la tierra; y fue siempre una mano tendida en apoyo al proceso de liberación nacional y social.  El respaldo moral y material a Coea a inicio de los años, el irreductible apoyo al  Vietnam heroico; la solidaridad con Cuba Socialista, el Chile antifascista,  y  otros pueblos  y países que aportaron a la misma causa, resultó siempre emblemática. Por lo demás, la URSS fue un constante y seguro   contrapeso ante la agresiva política del imperialismo en el escenario mundial y una garantía de paz y  victoria  para millones en todo el planeta. Los estudiantes, los jóvenes, las mujeres y  los trabajadores jugaron un rol destacado en esta lucha que hoy reverdece en manos de nuevas generaciones..

Destacados  especialistas aseguran hoy que la URSS encarnaba la esencia del socialismo tal y como  fuera definido por  Marx: una sociedad que había derrotado la propiedad burguesa, el libre mercado y el Estado Capitalista; había establecido la propiedad colectiva, la planificación centralizada y un  Estado de los Trabajadores. Sobre todo, alcanzó un nivel impresionante de igualdad, de seguridad, salud, vivienda, educación, empleo y cultura para todos sus ciudadanos, en primer lugar para el pueblo trabajador”

Datos estadísticos enteramente confiables aseguran que a mediados de los años 80, la URSS exhibía  el 20% de la producción   industrial mundial y era líder en la producción de metales ferrosos, gas, petróleo, minerales, y muchos productos de la agricultura, como  trigo, remolacha, algodón, papa y otros. El crecimiento anual promedio de la productividad industrial de la URSS fue del  4. .7% entre 1960 y 1965; 5.5, entre 1965 y 1970 y el 6.0% entre 1970 y 1975. Y estos índices crecieron y se mantuvieron hasta el final.

Aunque se registraron dificultades económicas, fueron las razones económicas, ni sociales, las fundamentales en el colapso del régimen soviético, ni lo generaron. Fueron errores y deformaciones, sumados  a actos internos de comprobada traición; y la agresividad constante de imperialismo;  las razones principales de la  derrota de esta experiencia socialista.

La quiebra de la URSS no  significó que el socialismo fracasara  como sistema de gestión. Implicó una restauración episódica del capitalismo, que pasará pronto. Hoy mismo, la mayoría de la población  rusa considera mejor el régimen socialista que los experimentos pro capitalistas que se impulsaron  a partir de las gestiones de Gorbachov y Yeltsin.

Por eso es que hoy se mantiene en el mundo enhiesto el ideal socialista. En cada continente, los pueblos saben que el régimen esbozado por Marx y Engels, mantiene vigencia en nuestro tiempo. Por eso, en todas partes, el Centenario de la Revolución  Socialista de Octubre será recibido y celebrado con  entusiasmo de clase, con una sola consigna: EL RESTABLECIMIENTO DEL PODER SOVIÉTICO.

En nuestro país, diversas organizaciones y colectivos sociales hemos constituido un  COMITÉ PERUANO  EN HOMENAJE A LA REVOLUCION  SOCIALISTA DE OCTUBRE. Este, promoverá actos, eventos, análisis, debates y otras modalidades orientadas a colocar en el centro del interés nacional la tarea de alentar y discutir las experiencias ligadas a los pueblos por este destacado acontecimiento de la historia.

Las organizaciones dispuestas a sumarse a esta iniciativa por coincidir con ella en sus objetivos esenciales, están en capacidad de hacerlo para acompañarlos en esta tarea de singular importancia.

Lima 27 de diciembre del 2016

Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía

Partido Perú Libertario

Colectivo Nuestra Bandera

Partido Socialista Revolucionario

Revista “Reflexión”

Unidad Popular de Izquierda

Frente  Tahuantinsuyano

Frente Nacional de Obreros y Campesinos (FOCEP)

Refundación Comunista

Unión Popular de Mujeres Peruanas

Asociación de Cesantes del Municipio de Jesús María

 



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Historia, Internacional, Sociedad

Etiquetas:, ,

A %d blogueros les gusta esto: