¿Por qué Obama decide 8 días antes lo que podía haber decidido 8 años antes?


58795f97c41baEscribe: Néstor García Iturbe            

13/01/2017

Cada acción debe llevar un análisis.  Si la acción se realiza en el campo de la política exterior el análisis debe cubrir distintos aspectos. Inclusive es poco probable que una acción en política exterior no tenga su repercusión en la política interna.

El señor Obama, ocho días antes de terminar su mandato, modifica la política de “pies secos” “pies mojados”, algo que debía haber realizado hace ocho años, cuando asumió la presidencia de los Estados Unidos. Realmente se ha mostrado lento en este asunto, al igual que en otros.

¿Qué consecuencias ha traído el mantener la política de “pies secos” “pies mojados” durante ocho años?

De acuerdo con las estadísticas del Servicio de Guarda Costas del gobierno de Estados Unidos, durante esos ocho años fueron capturados en el mar, intentando llegar a Estados Unidos, cerca de 32,000 personas, no llegaron a las costas estadounidenses y murieron en el mar un poco más de 3,200 personas. En el año fiscal 2015- 2016 el servicio de Guardacostas informó haber capturado en el mar 7,358 personas procedentes de Cuba.

 A esta cifra debe agregarse aquellos que ingresaron ilegalmente por vía terrestre, principalmente por la frontera con México, lo cual se calcula en cerca de 20,000 personas.

 Además de esto un poco más de 8,000 profesionales de la salud se acogieron al Plan que les permitió ingresar en Estados Unidos después de haber abandonado la misión que se les había confiado.

 Cómo la política seguida para estimular estas entradas ilegales era que prácticamente todos los que podían violar los controles de inmigración y se convertían en “pies secos” se acogían a la Ley de Ajuste Cubano y se les concedía el hacerlo, aunque no calificaran totalmente para eso, la mencionada Ley costaba aproximadamente 680 millones de dólares anuales al contribuyente estadounidense.  En los ocho años que Obama se demoró en eliminar esta política, gastó un poco mas de 4,000 millones de dólares. Claro que no eran de su bolsillo, pero que deben sumarse a todo lo gastado en acciones contra la Revolución Cubana.

Cómo Trump está al llegar a la Casa Blanca, esta es otra de las maniobras de Obama para dejarle “caliente” el escenario y provocar que una medida beneficiosa para Cuba y para los propios Estados Unidos, sea analizada si se mantiene o no.

 La Mafia Gestapo de Miami ya se pronunció en contra de la medida.  Consideran que es uno de los “favores” que Obama le ha hecho a Cuba, un poco tarde, por cierto.  Esto les quita un elemento importante en sus argumentaciones hostiles que es precisamente promover la emigración ilegal y desordenada de los que “huyen del comunismo”. No importa que algunos de ellos mueran en el intento, esos también pueden utilizarse para los fines propagandísticos.

Ahora Trump tiene la palabra.  Quizás Obama, sin quererlo, le resolvió un problema.

 Trump se ha manifestado en contra de la inmigración ilegal, recuerden el muro, los musulmanes y todo aquel que intenta entrar en Estados Unidos sin obtener la visa correspondiente.  No parece lógico que algo resuelto lo vuelva a complicar, sobre todo porque no fue su decisión, fue la de Obama y eso puede servirle en el análisis que realizara de todas las Órdenes Ejecutivas, para dejar esta y decir que solamente cancelará o modificará aquellas que perjudican a Estados Unidos. Esta los beneficia y está acorde a la política que él desea seguir.

 Esperemos para ver qué decide el impredecible Trump.

– Dr. Néstor García Iturbe es editor del boletín electrónico El Heraldo (Cuba) sarahnes@cubarte.cult.cu

http://www.alainet.org/es/articulo/182839



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: