Zuckerberg: ¿Más peligroso que Trump?


Nos conocerán mejor que lo que nosotros mismos nos conocemos.

En el artículo que remitimos el 28 de febrero afirmamos “Quienes tienen acceso a big data terminan sabiendo más de todos y cada uno que nosotros mismos, nuestros padres y nuestra pareja”.

El tema referido al perfeccionamiento de las técnicas para manipularnos, fue tratado por Larissa Costas el último viernes 03.03.2017 en el programa que denominó:

Zuckerberg: ¿Más peligroso que Trump?

L.C.:Buenos días. 

Las redes son un escenario importante para la batalla comunicacional. Pero debemos estar cada vez más alertas de lo que construye el enemigo tras ellas.

Los días recientes ha estado en boca de muchos la llamada Big Data, que se auto promociona como la panacea del marketing, incluso del electoral.

Lo cierto es que un poquito más allá, la tecnología está avanzando hacia la programación persuasiva, o lo que es igual: una inteligencia artificial que sea capaz de dirigir a las personas hacia la toma de decisiones específicas.

Cambridge Analítica reconoció que “cada mensaje emitido por Trump” fue diseñado a sastre, de acuerdo a los datos obtenidos por redes. Y se enfocaron en ciertos colegios electorales.

Sé que creemos que cada trabajo que realizamos, hecho con amor, es el mejor que hemos realizado. A mi me pasa lo mismo cada lunes y cada viernes con los click.

Este… No se si sea el mejor, pero definitivamente es el que refleja de modo más transparente mis inquietudes sobre la protección de nuestros hijos y su voluntad, es decir, que nuestros hijos, nuestros nietos tengan capacidad de elegir en un planeta rumbo a la alineación absoluta

https://larissacostas.wordpress.com/2017/03/04/zuckerberg-mas-peligroso-que-trump/

You Tuve ofrece varias posibilidades:

1.- Ver el programa ‘A un Click’ de Larrissa Costas https://www.youtube.com/watch?v=W79Wv7TTPtE

2.- Ver el programa ‘La política en el Diván’ del psiquiatra Jorge Rodríguez que recomendamos el 28.02.17 ‘Big Data mata la democracia. William Castillo. Venezuela’ https://www.youtube.com/watch?v=Jo_kz06B2Ms

3.- También se pueden ver los dos programas reunidos en un video. Los que organizaron este video lo inician con una expresión de Hugo Chávez

 

 

¿Queremos que nos manipulen?

Anteriormente hemos mencionado que los estudios sociales, en particular los motivacionales, tienen como objetivo el control de las mentes.

Es muy probable que nuestra percepción selectiva haya sido determinada o al menos fuertemente influenciada por  intereses comerciales y/o políticos de personajes cuyas ideas, si lo pensamos fríamente, no estaríamos dispuestos a compartir. Entonces, si deseamos gozar de alguna libertad y no ser meros autómatas, es importante conocer las técnicas que se utilizan para manipularnos.

Tres hechos recientes nos parecen significativos: El triunfo de Trump en los EEUU, el de los votantes anglosajones que abogaban por el Brexit, y el de los ciudadanos colombianos que rechazaron el tratado de paz en Colombia. Estos resultados sorprendieron a muchos ya que los consideraban altamente improbables.

Cabe destacar que luego de conocerse los resultados, en los tres casos se produjeron manifestaciones de protesta que duraron varios días. Por lo que sabemos de otras investigaciones, nos permitimos aventurar que muchos de aquellos que intervinieron en las protestas eran ciudadanos indecisos en lo que concierne al tema de consulta que fueron manipulados para votar por algo cuyas consecuencias no habían previsto. Y que luego de producirse el resultado y tomar conciencia de sus implicaciones, decidieron manifestarse en contra.

“La tecnología ha hecho que sea posible realizar la manipulación –indetectable y que no deja huella alguna– de poblaciones enteras,…”

A quienes desean no ser objetos pasivos de la manipulación les recomendamos comenzar leyendo el artículo de Robert Epstein que adjuntamos  el 28.02. También consideramos recomendable escuchar, tratando de hacer a un lado los prejuicios políticos, el programa presentado por el psiquiatra Jorge Rodríguez (*) el 23.02.2017 con el titulo “La política en el diván: la Big Data” (macro datos); ver https://www.youtube.com/watch?v=NqvJcInNd7c El programa se inicia con música y la parte que referimos empieza a los 9’

Antecedentes y estado actual

“Las corporaciones más poderosas buscaban sin parar, y en muchos casos ya estaban aplicando, una gran variedad de técnicas de control de las personas sin su conocimiento. Packard describió una maquinación en la que los comerciantes trabajaban en estrecha colaboración con científicos sociales para encontrar, entre otras cosas, la forma de conseguir que la gente comprara cosas que no necesitaba y de condicionar a los niños pequeños para que se convirtieran en buenos consumidores”.

“…, a principios de los cincuenta los políticos captaron el mensaje…”

“Según Packard, los ejecutivos corporativos y los políticos estadounidenses estaban empezando a emplear métodos sutiles y en muchos casos completamente indetectables para cambiar el pensamiento, las emociones y el comportamiento de las personas. Estos métodos estaban basados en la psiquiatría y las ciencias sociales… aprovechar las inseguridades, las flaquezas, los temores inconscientes, la agresividad y el deseo sexual de las personas para modificar su forma de pensar, sus emociones y comportamientos sin que ellas tengan conciencia de que son manipuladas.”

En la Argentina, en la década del 60, conocimos los estudios motivacionales que orientaban la propaganda y lograron aumentar las ventas de distintos productos: hojillas (de afeitar), una revista infantil, gaseosas, jabones de tocador, hamburguesas, lana de tejer, etc. Anteriormente hemos mencionado la que para promover artículos de tocador hacía 40 investigaciones mensuales para orientar la publicidad de la variedad de productos que fabricaba. También supimos cuánto incidieron en el fracaso de un Presidente mal asesorado por una encuestadora incompetente o el éxito de un movimiento militar bien asesorado. En Venezuela es famosa la manera cómo  Napolitano cambió la imagen de CAP.

En la década del 80 asistimos a un seminario organizado por Consultores 21 (Conciencia 21) en el cual explicaron cómo era orientada la publicidad política en EEUU. Se analizaban las motivaciones de los habitantes de distintas urbanizaciones y las necesidades que consideraban más importantes. Como muy pocos serían capaces de leer todos los discursos del candidato, cuando se distribuía la propaganda, a cada urbanización se le entregaba solamente lo que el candidato había dicho o prometido respecto del problema considerado de mayor importancia en esa urbanización.

En su momento esa técnica destinada a lograr el apoyo de x candidato nos pareció muy avanzada. Comparándola con las actuales, basadas en los registros de los motores de búsqueda en internet, de las comunicaciones vía redes sociales y del empleo de los celulares parece el balbuceo de un bebe. Las técnicas actuales son mucho más potentes y multiplican de modo insospechado las posibilidades de manipulación de las mentes de los ciudadanos. De esto trata la exposición referida como big data.

En el artículo que reproducimos se explica como “el avance tecnológico está haciendo que tanto el control como la acumulación de información para la vigilancia sea más fácil que nunca en la historia” y como el ‘“estado emocional’ de las personas podía manipularse deliberadamente y a gran escala mediante…las redes sociales”.

Quienes tienen acceso a big data terminan sabiendo más de todos y cada uno que nosotros mismos, nuestros padres y nuestra pareja.

Un ejemplo: “gracias al enorme volumen de información recogida entre sus usuarios, Facebook…mandó…el recordatorio solo a las personas que apoyaban a un partido o un candidato en particular, logrando que 340.000 personas no se olvidaran de ir a votar: no habrían votado de no haber recibido el mensaje…”

“Ya lo ha revelado Edward Snowden con toda claridad: estamos moviéndonos rápidamente hacia un mundo en el que los gobiernos y las corporaciones –a veces trabajando juntos– están recogiendo cada día cantidades ingentes de información sobre cada uno de nosotros, sin casi ninguna –o ninguna– restricción legal sobre el uso que puede darse a esos datos”.

Todos debiéramos pensar en qué medida nuestros valores, acerca de lo que es bueno o lo que es malo, nuestros gustos y preferencias, tienen su origen en las orientaciones que nos suministran los medios.

Si bien muchos de nuestros valores e intereses se han originado en los agentes de socialización: familia, grupo informal de juego, escuela, o los grupos a los que pertenecemos: religioso, político, etc., buena parte de la socialización ha sido hecha por los medios de difusión masiva. No sólo respecto de los artículos de consumo masivo:  p.e. marca de leche, jabón, hoja de afeitar, perfume, etc., sino también en lo que se refiere a nuestras preferencias políticas e ideología.

¿Y LA DEMOCRACIA? ….

¿Y EL LIBRE ALBEDRIO?…Bien,…gracias

(*) Jorge Rodríguez actual alcalde del Municipio Libertador de Caracas y dirigente del PSUV. Su padre Jorge Rodríguez fue detenido y asesinado en 1976, y su hermana Delcy es canciller.

https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/15a9c6d3521583c7?projector=1

VIDEOS

 



Categorías:Actualidad, Manipulación, Neoliberalismo, Poder mediático, Sin categoría, Sociedad, Tecnología digital

Etiquetas:, , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: