El Peligro de Cocinar con Cubitos


NORMA CUBI

Escribe: Norma Estela Ferreyra

La falta de tiempo, el ritmo agitado de vida, la inserción que tienen las mujeres en el ámbito laboral, profesional, trasforma el ritmo de las familias, por lo que los productos han tenido que ser modificados, con el fin de adaptarse a los requerimientos de la sociedad actual. De esta manera, fueron surgiendo los alimentos semi-preparados, congelados, pre-cocidos o simplemente diseñados para agilizar la preparación de los alimentos de cada día.              

En esta oportunidad me voy a referir,  a los ya conocidos cubitos de caldos artificiales, de distintas marcas comercializados  por  Knorr, Kitano, Maggi, etc. Y que  son  utilizados en nuestras comidas. Pero lo que nadie dice,  es que dentro de sus componentes se encuentran sustancias como el glutamato monosódico, que es un compuesto químico que puede generar reacciones alérgicas, náuseas, vómitos, arritmia, efectos en la piel y hasta depresión.

Estos cubitos, no aportan ningún beneficio a la salud y contiene altísimas cantidades de sodio que equivale a dos cucharadas de sal gruesa aproximadamente.

Su “sabor” característico intenso y concentrado, no es tan atractivo por el gusto en sí, sino precisamente, porque estos componentes afectan funciones especiales y esenciales como: neurológicas del hipotálamo, generando una especie de condición de adicción, que nos obliga a comer cada vez más, aumentando las probabilidades de padecer de obesidad y de otras enfermedades. Tanto estas sopas, como las papas fritas saladas, que se venden en bolsas, contienen adictivos. No hay comida chatarra, que los chicos quieran comer siempre, que no tengan sustancias que provocan adicción.

El dejar de consumir estos caldos artificiales no significa comer sin sabor, ya que usted puede preparar sus propios caldos  caseros, saludables libres de poseer compuesto químico con tan solo congelar hierbas al junto de especias naturales. Puede tomar una cubetera y agregarle aceite de oliva o aceite de coco junto con hierbas y especias, que luego pondrás a congelar. Cada vez que requiera preparar una sopa o condimentar una comida, utiliza uno de estos cubitos caseros y naturales. También  si eres de las  personas acostumbrada a comer sano y cocinar al vapor, puede guardar el caldo resultante de las verduras que haya cocinado previamente.

En cuanto a las comidas chatarras, pueden considerar el modo de prepararlas en casa, para evitar la adicción, por los excesos de dulce, de sal o grasa. Tres elementos muy nocivos en la niñez, juventud  y también en la adultez. Pero la diferencia está en que el niño no puede controlar sus adicciones, al desconocer los peligros de alimentarse mal. Un ejemplo claro, son las galletas, golosinas,  helados, yogures, masas, papitas fritas envasadas y en general, todo lo que se compra en restaurantes como hamburguesas, pizzas etc. No hay mejor cosa que hacerlos en casa reduciendo esos tres venenos para la salud, que además son muy adictivos.  El yogur natural se convierte en varios yogures preparados en casa y muy saludables, adicionados con frutas y poca azúcar. Los helados de leche y maicena,. Las galletas horneadas en casa, como maicenitas, sin dulces o apenas. Sabemos de lo práctico que es comprar todo preparado, pero no contamos que eso es un costo muy grande para nuestra salud, ya que las adicciones, perduran toda la vida.

Las empresas multinacionales de farmacia y alimentos, han llegado casi  al gansterismo, con tal de ganar dinero. Los cosméticos, vienen con plomo, con productos químicos que tenemos que chequear, permanentemente, para siempre comprar una marca inocua. Ni hablar de los insecticidas que usamos, los artículos de limpieza y los jabones en polvo. Todos químicos que van minando nuestras defensas y nuestra salud y nos exponen a tener enfermedades muy graves. Lo mejor es investigar plantas y hierbas, que sirvan para combatir plagas, para no tener que contaminar el aire con venenos peligrosos.

Además, acostúmbrese a quitar el glifosato a las verduras y frutas, mediante lavados por inmersión en EL agua, varias veces, cambiándola permanentemente, antes de cocinarlas o de comerlas. Igualmente,  las carnes para quitarles antibióticos y hormonas, al menos un poco.

Controle los ingredientes de los comestibles que compra y productos en general. Hágalo una vez y luego, compre siempre el menos dañino. No elija gaseosas, hable con la familia, que conozcan los peligros de mantener esos hábitos. Se podrá permitir de vez en cuando, pero durante todos los  días  deberán aprender hábitos saludables. Beba agua pura, con gotas de limón.

Filtre y ozonice el agua del grifo, para beber y cocinar. Eso es muy importante.  Y no se olvide de jugar con su hijo, porque un niño aburrido come, pide comida y dulces en exceso. El ejercicio físico es fundamental

Pueden hacer  con los niños, una huerta orgánica en un metro cuadrado. Busque en Google y encontrará la manera de compartir con su familia, buenas ideas para mantenerse saludables. Comience ya. Será el mejor aprendizaje que les dará en su vida. Comience secando y juntando semillas Ya verá qué lindo que resulta este juego.

No se asuste ni les infunda miedo, pero enséñeles y tome medidas, la salud suya y de su familia, merecen el esfuerzo. Investigue  con ellos. Nunca se arrepentirá de esa decisión.

Les dejo un regalo:

http://inta.gob.ar/sites/default/files/script-tmp-anual_de_cultivos_para_la_huerta_organica_familiar_-.pdf

Practiquen  estos consejos   http://www.innatia.com/s/c-huerta-organica/a-huertas-organicas.html

Lean esto:  https://youtu.be/uuGQiXjnBFQ

  comidas chatarras, glutamato monosódico, investigar plantas y hierbas, Kitano, Knorr, Maggi, Peligro de Cocinar con Cubitos   

http://barometrolatinoamericano.blogspot.pe/2017/05/el-peligro-de-cocinar-con-cubitos.html



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Salud, Salud pública

Etiquetas:,

A %d blogueros les gusta esto: