¡EL IMPERIO AMENAZA AL MUNDO…!


cedis-1Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía – CEDIS

¡LA MAFIA BUSCA ARRINCONAR Y DOBLEGAR A LOS PERUANOS!

En el escenario mundial, Mayo en el mes de la Victoria. Marca la derrota del fascismo, el fin de la II Guerra Mundial, el triunfo de la Unión  Soviética y la afirmación de los pueblos del mundo empeñados en la lucha por la justicia y la paz.  En el Perú de nuestros días, los peligros acechan y la necesidad de acción común, se impone para derrotar a la Mafia y sus secuaces hoy a la ofensiva. Veamos:

ESTADOS UNIDOS BUSCA LA GUERRA. LOS PUEBLOS QUIEREN LA PAZ

En las últimas semanas, hemos sido  testigos de la intensificación  de la Campaña mediática contra la República Bolivariana de Venezuela. Para nosotros está claro que el falseamiento de la realidad de lo que sucede en la patria de Bolívar parte del evidente propósito  de derrocar al gobierno del presidente  Nicolás Maduro  mediante una intervención militar directa.

De eso habla la labor de la OEA y su Secretario General, el agente imperialista Luis Almagro, ayudado por gobiernos como Macri, en Argentina y Temer, en Brasil; y a los que se han sumado solícitos Santos, de Colombia;  y Pedro Pablo Kuczynski, de Perú. Ellos, en contubernio con los medios de comunicación monopolizados por   las transnacionales, mienten con descaro al mostrar sólo una parte de la realidad venezolana. Callan en todos los idiomas el enorme  apoyo popular que tiene el gobierno, e ignoran su conducta política, que se ciñe estrictamente a los mandatos de la Constitución  del país hermano.

Si consideramos el marco general de  ese escenario podemos perfilar indicadores que desde nuestra visión afectan las entrañas mismas del Poder Imperialista de los Estados Unidos y sus socios; e impacta en su conducta política interna e internacional

En la Patria Grande, no se puede cerrar los ojos ante hechos inconfundibles que expresan los avances del movimiento democrático y popular. Eso es lo que muestran la consolidación de la Revolución Sandinista con el comandante Daniel Ortega al mando en Nicaragua; la permanencia y avance del Estado Plurinacional en Bolivia con Evo Morales a la cabeza; el éxito de la Revolución Ciudadana iniciada por Rafael Correa en Ecuador y el triunfo electoral de Lenin Moreno; y el fortalecimiento del  gobierno progresista del Salvador. Mención especial merecen, desde nuestra óptica, la revolución socialista cubana y la revolución Bolivariana de Venezuela.

 En el caso de Cuba, los logros obtenidos en educación, salud, descenso de la morbilidad y mortalidad infantil, el humanismo  y la calidad humana y profesional de sus médicos, la solidaridad internacional, la democracia protagónica en la que participa más del 90 por ciento de la población votante; son hechos inherentes a la naturaleza del socialismo,  por eso son reconocidos y agradecidos por los pueblos del mundo. Estos y muchos otros logros se construyeron en medio de más de 50 años  de un criminal bloqueo, de agresiones y provocaciones diseñadas por personajes de las élites del poder imperial que bien podrían ganar los records Guinnes, si los hubiera, de las mayores mentes enfermizas y criminales. Estas conquistas se lograron sin ceder nunca en la defensa de sus principios y en la cautela de la dignidad y los derechos de todo el pueblo cubano, de su independencia y soberanía. Ellas nutren las esperanzas de nuestros pueblos sobre las posibilidades ciertas de alcanzar justicia social, y ayudaron a crear las condiciones  para el arribo de gobiernos progresistas en las últimas décadas. En este contexto se produjo la liberación de los 5 héroes cubanos presos en las cárceles norteamericanas, sin que Cuba cediera un  ápice en sus posiciones.  Ellos no renunciaron a sus principios, no traicionaron a su pueblo ni a su gobierno, soportaron con estoicismo el encierro, la perdida de libertad algunos de por vida a la que fueron condenados injustamente, no prostituyeron su espíritu en el altar del mercado donde todo se compra y todo se vende como cualquier mercancía. Para nosotros es obvio que las políticas en el socialismo  centran sus objetivos en el desarrollo humano y no en la obtención de la ‘’máxima ganancia’’.  Así, los héroes cubanos son atisbos palpables del hombre del porvenir.

 La Revolución Bolivariana tuvo manifestaciones específicas en un espacio cercano al poder imperial y es cuna del hombre  que con su coraje y fuego interno, con su irrefrenable tendencia  a la lucha, levantó la  espada de la libertad en nuestras tierras. Venezuela poseedora de las mayores reservas petroleras y gasíferas del mundo y de grandes reservas de diferentes metales codiciados como el oro, hipotecó –en los años de la dominación burguesa- su futuro a la voracidad de monopolios norteamericanos y de una elite  de ricos que engordaba sus activos con las comisiones de la renta petrolera y las importaciones de productos básicos descuidando el desarrollo del aparato productivo interno. Los gobiernos ‘’democráticos’’  de la Quinta República condenaron a más del 70 por ciento del pueblo venezolano a la pobreza y la desesperación. La lucha del pueblo tuvo su expresión más alta  en el “Caracazo”, que fuera reprimido con armas letales y derivó en el asesinato de más de tres mil pobladores, a manos de un ejército que, en ese momento, tomó partido por los poderosos. El sufrimiento y la lucha del pueblo venezolano fue la fragua que fermentó y creó en su seno, las condiciones para un parto necesario. De esa dura confrontación nació Hugo Chávez Frías,  el hombre destinado  a liderar el verdadero cambio en Venezuela y acelerar con ello las transformaciones democráticas y revolucionarias que hoy ocurren.

No parece exagerado afirmar que el escenario socialvigente en la América morena y el espacio caribeño del siglo XX fue favorable para la aparición de figuras monolíticas deestatura mundial  como conductores y constructores sociales y políticos, como las alcanzadas por el Comandante Fidel Castro Ruz  en Cuba y muy de cerca de él la del Comandante Hugo Chávez Frías en Venezuela.

Los cambios positivos registrados en la Patria de Bolívar, se ocultan deliberadamente  con el claro propósito de encapsular la inocencia de los pueblos   construyendo un sentido común artificial y falso en base a informaciones parciales y en muchos casos hechos inventados que ocultan una realidad integral. Se trata de crear las condiciones que viabilicen sus intenciones agresivas y genocidas. La “Prensa Grande” se niega a reconocer que la violencia que allí se vive, corre por cuenta de turbas delincuenciales, y que los muertos que solazan  la contabilidad de las agencias imperialistas, son  víctimas del terrorismo desenfrenado impuesto a la mala por la oposición fascista que recurre a la barbarie contra el pueblo. 

Es claro que las transformaciones democráticas en nuestra región se inscriben en una tendencia que se inició con   la Revolución Socialista de Octubre -la Revolución Rusa, de 1917-.  Es comprensible sin embargo que dichas transformaciones no transiten por caminos formales.  Se han producido golpes contrarrevolucionarios de mediano y corto plazo de diverso matiz también en nuestra región. El Golpe de Estado al gobierno de Zelaya,  en Honduras; la destitución de Lugo, en Paraguay;  y más recientemente  el ascenso de Macri en Argentina y el Golpe de Estado contra Dilma Rouss, en Brasil; fueron arteros. Pero   nacieron con patas cortas. La podredumbre moral de esas élites de poder, el engaño y la corrupción; han salido a la superficie en corto tiempo, han hundido en el descrédito a dichos gobiernos, incentivado la lucha y los procesos unitarios de los pueblos. Brasil es hoy escenario de movilizaciones populares -las más grandes de su historia- exigiendo elecciones presidenciales directas ya, mientras los partidos y personajes que sostuvieron a Temer ahora piden su renuncia, y se proponen eludir las elecciones generales para torcer la voluntad popular.

EN EL MUNDO PERSISTE LA VOLUNTAD AGRESIVA DEL GOBIERNO NORTEAMERICANO

En tiempos de la globalización neoliberal los hechos, la naturaleza de los procesos políticos regionales constituyen una manifestación, un fenómeno especifico, particular de la crisis terminal del sistema imperial liderado por las élites de poder norteamericano. Esto ha sido señalado ya por investigadores sociales calificados a nivel mundial y respaldado con datos empíricos. Lo más relevante  se centra en la cumbre realizada recientemente en Asia liderada por el gobierno Chino, apoyada por Rusia y da un nuevo impulso a la Ruta de la Seda inaugurada hace varios años, con la aprobación de cinco mega  proyectos de creación de infraestructura que operaran con tecnología de punta (TIC) y tienen la financiación correspondiente. Esto reducirá sensiblemente los tiempos y los costos de todo el movimiento económico comercial de la ruta  que incluye a otros países de occidente y llega hasta África del Sur. Según los especialistas ese espacio incluirá alrededor del 60 por ciento de ese movimiento. Se abre así un proceso con perfiles irreversibles.

Mientras el mandatario Chino, Xi Jinping declaró la semana pasada: ‘’Esperamos desencadenar nuevas fuerzas económicas para el crecimiento global, construir nuevas plataformaspara el desarrollo mundial y reequilibrar la globalización para que la humanidad se acerque más a una comunidad de destino común’’.  Estados Unidos se excluyó del proyecto. Obnubilados como están los hombres de Washington con su “destino manifiesto” que alimenta sentimientos de excepcionalidad, hoy adquiere dimensiones autistas enfermizas, cuando no ridículas,  que los lleva a la toma de decisiones contraproducentes.

Conocedores calificados de la economía norteamericana señalan que la deuda pública y privada de Los EEUU se acerca al 100 por ciento de su producto bruto nacional, los permanentes déficits de su balanza comercial se suelen cubrir con la venta de bonos emitidos por la Reserva Federal, pero la autoexclusión de los espacios económicos emergentes devalúa el protagonismo y la función del dólar en la economía internacional y no parece errado prever que a la larga se debilitará. Las potencia emergentes como Rusia y China, Japón y otros países occidentales se deshacen calculadamente de los bonos y suelen acumular sus arcas con la compra de oro. Recientemente el Congreso norteamericano ha recortado o eliminado el financiamiento público  de programas sociales destinados a la población económicamente más vulnerable. Son estas, señales sobre la probabilidad de que la confrontación interna se agudizara.

En ese escenario, fieles a sus ansias hegemónicas y a la torpe creencia que son los únicos que tienen intereses nacionales; las elites del poder del país del norte, coinciden en un objetivo estratégico: han elegido el camino del sometimiento a su hegemonía, el camino de la confrontación; es decir, han elegido la solución a sus problemas por la vía de la guerra. Sus diferencias parecen afincarse en los momentos tácticos. Ellos desprecian una conducta internacional sometidas a las leyes internacionales y desarrollan una política internacional agresiva e hipócrita, de doble rasero.

En el plano internacional, las amenazas y los tambores de guerra no parecen estar dirigidos sólo contra Corea del norte, constituyen  un pretexto para agredir militarmente y destruir  a Rusia   y  la alianza estratégica con el gigante asiático que se perfila como la fuerza económica hegemónica en la construcción del nuevo orden económico internacional emergente. Ellos rodean militarmente con bases militares de la OTAN a Rusia pero la acusan de agresiva y de ser una amenaza para la paz, le niegan su derecho a defenderse a pesar que declaran que nos son partidarios ni forma parte su doctrina militar la agresión militar preventiva como si es el caso de la doctrina militar de los EEUU.  También Irán, Siria, e incluso el pueblo Palestino , están en la mira del Imperio.

Por otra parte se conoce que el imperio recurrirá a toda su frondosa experiencia para agredir  militarmente a los Estados que no renuncian a su independencia y a su soberanía. Irán, desde la intervención militar directa, hasta la agresión armada con mercenarios pagados. Sus objetivos son claros gobernar en caos y hacer inviable el funcionamiento de las Estados Nacionales que no se humillan. Funcionan también el jugoso financiamiento a muchas ONG a través de la USAID, las NED y muchas otras que han sido protagonistas de las famosas revoluciones verdes en medio oriente y se especializa en mantener disperso al movimiento popular que se están aplicando los manuales de guerra.

Confiamos en que los países con gobiernos progresistas de avanzada en nuestra región,  implementaran las medidas que correspondan en cada momento. Sabemos  que el futuro no está escrito,  que existen muchas luces y sombras en el porvenir y  que la ‘’infinita plasticidad de la realidad’’ nos enfrentará siempre a nuevos retos.

EN EL PERÚ, LA MAFIA BUSCA PATEAR EL TABLERO

Obcecada en la tarea de liberar a Alberto Fujimori a cualquier precio, la mafia aglutinada en “Fuerza Popular” se empeña en una violenta ofensiva contra el Gobierno de Kuczynski  enfrentando no su orientación Neo Liberal, sino al contrario, exigiéndole un mayor sometimiento al Capital Financiero y un servilismo sin parangón a los intereses de los Grupos de Poder Local.

Indignados por que fracasaron en toda la línea los procedimientos seguidos para obtener el indulto en provecho del ex dictador; la mayoría parlamentaria fujimorista  buscó derribar al Ministro de Transportes y censurarlo, a fin de  entrar -con  paso seguro- hacia la declaratoria de “Vacancia” de la Presidencia de la República. Sin sustitución legal, luego de esta acción, el paso inmediato era -y sigue siendo- instalar en el Gobierno a Luz Salgado, como Presidenta de Congreso a fin que se convoque a  nuevas elecciones en las que tendría la mayor posibilidad de victoria Keiko Fujimori Y todo esto en el más breve plazo.

Es claro que para lograr estos propósitos, la Mafia se apuntala en los errores y debilidades del actual gobierno de Pedro Pablo Kuczynski que carece de posibilidades de acción en diversas esferas y tiende siempre a conciliar con sus adversarios. Para arrinconar al Jefe del Estado y doblegar su precaria voluntad, se despliega hoy una feroz embestida de típico corte golpista.

No esperar los comicios del 2021 para llegar al gobierno. Ni dejar que el actual Mandatario cumple su mandato presidencial. Simplemente derribar todos los procedimientos para hacerse del Poder, liberar a Fujimori y, a partir de allí, excarcelar al cogollo militar de esa época y asegurar una nueva gestión gubernativa amparada en la corrupción, y la pérdida absoluta de la nacionalidad.

Parte de la ofensiva desplegada por la Mafia, es sin  duda, la voluntad de Interpelar a otros ministros incubando contra ellos mociones de censura, en nombre de una fiscalización  ficticia que encubre aviesos propósitos. Por eso apuntan hoy contra los Ministros del  Interior y de Salud y mañana o harán contra el Titular de Defensa y la ministra de Justicia. En otras palabras, buscan simplemente debilitar aún más al Ejecutivo para colocar en la agenda del país  e relevo del gobierno por vía golpista.

La falta de coherencia de la banca da parlamentaria del régimen, la desorientación de las representaciones de Acción Popular y otros colectivos políticos, y la clamorosa inepcia de los congresistas del Frente Amplio empeñados en saldar a la mala sus propias diferencias en lugar de enfrentar los retos que impone la agresividad mafiosa; hacen más precario aún el escenario actual y generar al país preocupaciones adicionales.

Temas traídos al debate, como los cargos contra Humala, el “caso Chincheros” o la inseguridad galopante, se san no con el ánimo de encararlos ni resolverlos, sino apenas con la idea de valerse de ellos para aislar y desacreditar al Poder Ejecutivo, contando para ello con la inestimable ayuda de los medios de comunicación en los que una pléyade de sicofantes del Imperio aúllan atacando cotidianamente a Venezuela, exigiendo la libertad de Fujimori, y denigrando la voluntad de lucha de las poblaciones.

LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO POPULAR ES UN  DEBER INELUDIBLE

Habiéndose iniciado el proceso de debate de la reforma electoral y colocándose así en el escenario el tema de los comicios regionales y municipales del próximo año; ha recrudecido el afán de buscar “la unidad” en diversos segmentos de la izquierda peruana.

Estos esfuerzos, sin embargo, avizoran un  porvenir incierto porque no se sustentan en una voluntad política de acción común, en demanda de unas  u otras exigencias; sino en  el simple deseo de postular en la contienda del 2018 en procurar de alcanzar sitiales en la estructura de Poder.

El surgimiento de un  reciente “nuevo referente”, producto de un acuerdo entre el Partido Humanista que lidera Yehude Simon y el conglomerado denominado UNETE, ha sido  anunciado como la expresión de una voluntad ceñida a esos cánones.  

En la circunstancia planteada, surge sin embargo el deber de habar con toda claridad: Hay hoy 5 conglomerados “de izquierda” que buscan el mismo propósito: Gregorio Santos y el MAS de Cajamarca; Perú Libre, de Vladimir Cerrón; “Tierra y Libertad-Frente Amplio”, de Arana; Nuevo Perú de  Verónica Mendoza; y el Movimiento reciente de Simon. Este último, es el que ha sumado a UNETE en sus propósitos.

No es entonces la Unidad de la Izquierda lo que se ha producido. Mucho menos, la unidad de las fuerzas progresistas y democráticas, que es lo que hay que forjar. Ha sido, simplemente un hecho puntual: los integrantes de UNETE -Patria Roja el PC oficial y otros colectivos aun menores- se han juntado con la idea de marchar unidos -ellos sí- en busca de fortuna electoral en las próximas contiendas.

Tales acuerdos pueden ser pasos pequeños en una u otra dirección, pero no constituyen aliento para nuevas batallas porque no tienen una base política,  un  sustento que avale una acción concertada. Aunque hayan suscrito algunos “documentos unitarios” y hayan  celebrado un “congreso constitutivo”, ni uno ni otro, son base real para una acción política de corte democrático y progresista. Lo será, solo en el  caso -inédito en los últimos 25 años- que estas “fuerzas” realmente inicien un trabajo político un ido y concertado que sea capaz de reflejar la voluntad soberana de nuestro pueblo. Todo lo demás, es apenas palabrería huera o –en el mejor de los casos-  una sana intención; pero no constituye un paso adelante en el movimiento real.

Mientras subsista en el país el programa Neo Liberal  se asiente el Poder de la Clase Dominante en la írrita Constitución del 93, no será posible realmente procesar cambios decorosos para nuestro pueblo. El accionar político de las masas en las condiciones de hoy, tiene que apuntar a objetivos concretos: derribar el modelo  económico vigente y construir una fuerza unida capaz de cambiar el rumbo del país en el marco de una nueva Carta Constitucional.

PARAR A LA MAFIA ES LA TAREA PRINCIPAL

 La experiencia demuestra que la lucha de un pueblo puede tomar “formas” electorales, pero no radica e n los procesos electorales la fuente de solución a los problemas  en países como el nuestro. La confrontación de clases reviste siempre un carácter político, y como tal debe ser encarada. El Proletariado -es decir, los Trabajadores como Clase- es la fuerza llamada a promover, alentar y organizar esas luchas. Y la fuerza de Vanguardia -la que se precie realmente de serlo- debe asumir el rol dirigente en los hechos, y no en las palabras.

Ella exige, entonces, identificar siempre al enemigo fundamental, al que hay que combatir; y el peligro principal que amenaza a nuestro país. Uno y otro, deben ser ubicados para trazar ante ellos una táctica y una estrategia definidas. No existen “varios” enemigos fundamentales, ni distintos “peligros principales”. En ambos casos, es uno el que debe ser ubicado como el blanco al que hay que apuntar y abatir.

Y hacerlo uniendo a todas las fuerzas susceptibles de ser unidas. Para tal efecto, es indispensable abandonar prejuicios, deponer intereses personales o de grupo, dejar de lado el sectarismo, el afán mezquino y el espíritu de aldea; integrar fuerzas con amplitud y buena voluntad. Y salir adelante con empeño y voluntad, trabajando desde abajo y con el pueblo. ¡Esa es la tarea

En el año del Centenario de la Revolución de Octubre  hay que recordar las expresiones de Lenin, quien llamaba a todos a reivindicar  en la acción el papel de los trabajadores. El proletariado –decía- es una clase especial “cuyas condiciones económicas de existencia le preparar para derribar el poder de la burguesía  y le dan la posibilidad y la fuerza para lograrlo”.

Lima, 28 de mayo del 2017

Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis, Fascismo, Geopolítica global, Golpismo, Guerras, Imperialismo, Intervencionismo, Ultraderecha

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: