El gobierno de Trump apoya el terrorismo


El gobierno de Trump apoya el terrorismo IMAGEN

EEUU y su Complejo Militar Industrial

Escribe: Diego Olivera Evia

16/06/2017

Nuevamente el gobierno de EEUU apoya al terrorismo, muchos analistas habían enfocado que el presidente Donald Trump, apostaría al proteccionismo de los Estados Unidos y fortificar la economía como parte de un estado plenipotenciario, pero realmente su política internacional, sigue la tesitura de los Bush y Obama, para crear la desestabilización del mundo, ampliando el terrorismo en Medio Oriente, desestabilizando Asia, en sus crisis con Corea del Norte y amenazando a China y a Rusia, con sanciones y bloqueos.

La concepción de un modelo intervencionista, ha sido creada desde la creación del país elegido por dios, una farsa de culturas anglosajonas, que buscaron crear un estado genocida, con los millones de seres humanos, los pueblos nativos de Norteamérica, creando la prepotencia y el camino hacia el denominado gran garrote, contra los países latinoamericanos y caribeños, como un apéndice del EEUU.

Las guerras desarrolladas por los gobierno de Bush y Obama, solo por mencionar los últimos terroristas, que han creado invasiones a Medio Oriente, para controlar los recursos de petróleo y países estratégicos, en la geopolítica regional, son parte de un genocidio de millones de iraquíes, de libios, de Afganos, de Sirios y sus más de 400 mil muertos. Las alianzas de EEUU con el estado sionista de Israel, con Arabia Saudí y Turquía, han sido la punta de lanza de la construcción, del estado Islámico, (EIi) o Dahes en Árabe, ante el fracaso de la guerra de Iraq, han creado una banda de asesinos, de violencia sin límite, la crueldad sobre los pueblos árabes, con decapitaciones, atentados con suicidas y la crueldad, como instrumento de EEUU y la OTAN, la muerte y el genocidio como arma de poder imperialista.

En esa misma filosofía intervencionista, actúan contra los países latinoamericanos y caribeños, con amenazas y sanciones a Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba y a países centroamericanos para apoyar a la OEA, buscando una guerra civil o una fractura constitucional, la misma apología fascista de Trump, busca intentar derrocar al presidente constitucional Nicolás Maduro.

La CIA aplican los mismos mecanismos de terroristas, sicarios, paramilitares o lumpen de banda de criminales, se ha creado una guerra fratricida, al mejor estilo de Ucrania, Siria, para matar y asesinar a quien sea, destruir municipios completos y quemar buses, destruir estaciones del metro con coctel molotov y destruir centros comerciales, además de sitiar a las urbanizaciones de clase media, creando una falsa imagen de que son los colectivos chavistas, pero la imágenes muestran a los líderes opositores y diputados de la denominada Mesa de la Unidad Democrática  (MUD), con los grupos terroristas, con sus escudos y sus armas de muerte, como el odio fascista, como bandera de lucha.

Esta estrategia del gobierno de Trump amplía a Cuba, sus sanciones tratando de anular los acuerdos de Obama, eliminando los viajes de estadunidenses a la Isla Mayor de las Antillas, para evitar los avances de la economía cubana, bajo la idea que ante la salida del gobierno del presidente Raúl Castro, y un nuevo mandatario, podría ser el punto de partida, de una guerra no convencional, al estilo de Venezuela, conscientes de que en la Isla, hay posibilidades de petróleo y que el puerto de Mariel, con inversiones rusas y apoyo del presidente Putin, marcan una salida económica.

EEUU y su Complejo Militar Industrial

Estamos ante un modelo imperialista, que sustenta su poderío en el terror criminal, con un presidente inepto en política internacional, con un autoritarismo y violencia, un odio a los inmigrantes y mostrando la prepotencia, hacia Europa, contra los países tercermundistas, es un patán multimillonario, que ha mentido y mantiene sus empresas trabajando bajo su mando, violando el estatus de presidente de Estados Unidos, mintió sobre el crecimiento y se ha dedicado a la guerra y la venta de armas a Arabia Saudita, a Israel, entre otros países satélites de EEUU:

El complejo industrial-militar es un concepto que se aplica a los intereses económicos de la industria militar aplicados al armamentismo y a una política militarista o imperialista. Su divulgación se realizó a partir de un discurso del presidente estadounidense Dwight Eisenhower al terminar su mandato en 1961:

Nuestro trabajo, los recursos y los medios de subsistencia son todo lo que tenemos; así es la estructura misma de nuestra sociedad. En los consejos de gobierno, debemos evitar la compra de influencias injustificadas, ya sea buscadas o no, por el complejo industrial-militar. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos». Dwight D. Eisenhower en su discurso de despedida a la nación, 17 de enero de 1961

Actualmente en Estados Unidos el término también engloba a la amplia red de contratos y flujos monetarios y de recursos que circulan entre los contratistas privados de defensa, el Pentágono y el Congreso y el gobierno. Esta relación de intereses se conoce como «Triángulo de hierro» y puede dar lugar a la formación dentro del aparato del Estado de poderosos lobbys de la industria militar. George F. Kennan, autor de la doctrina de la contención y figura clave de la Guerra Fría.

Estos mecanismos del armamentismo global de EEUU, han sido parte de los ingresos de EEUU, y de sus trasnacionales en la guerras del Medio oriente, como el sustento de sus países satélites, para crear una demanda de armamento, el mismo Trump ha visto con ojos mercachifles, la venta de armas, no solo para fortalecer la economía en decadencia de EEUU, sino para ampliar sus capitales de Magnate, olvidando sus compromisos de campaña, de empoderar a EEUU como una potencia industrial, pero la realidad es más cercana a la mentira.

Hoy el mundo vuelve a una carrera armamentista, a una guerra de ataques y mentiras, la OTAN el brazo armado de EEUU en Europa, acusa a Rusia de una agresión a Europa, una nueva mentira al estilo nazi, multiplicar falsedades ha llevado al presidente Putin, a desarrollar una nueva tecnología de armas y con capacidad de enfrentar y derrotar a Europa, como una guerra asimétrica contra EEUU. En esa misma campaña del Complejo Militar Industrial, se busca una crisis con China, como nación de punta en la economía y un bravata campaña contra Corea del Norte.

Estamos ante un planeta en riesgo, a una sociedad humana en vías de un holocausto, sin querer  una visión catastrófica, no solo las posibles guerras atómicas de baja intensidad, como el recalentamiento del globo terrestre, marca una decadencia del capitalismo, de su fase neoliberal, anteponen la riqueza y el capital a la vida humana. Solo la unidad de las naciones tercermundistas, de los países emergentes como Rusia, China, India, y los del Movimiento de los No Alineados, han dado golpes en la ONU a las intenciones intervencionistas de EEUU y la OTAN, como frenar a la OEA, como instrumento de los Estados Unidos, solo la unidad de la humanidad y los pueblos pueden buscar una salida  a un guerra global y nuclear.

http://barometrolatinoamericano.blogspot.pe/2017/06/el-gobierno-de-trump-apoya-el-terrorismo.html



Categorías:Actualidad, Geopolítica global, Internacional, Medio Oriente, Terrorismo, Terrorismo de estado

Etiquetas:, , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: