Venezuela, la paz bajo asedio


constitucion_venezuela

Escribe:  Geraldina Colotti           

21/06/2017

Caracas en Roma, conferencia de prensa internacional

“Asedio a la paz en Venezuela”,  este es el título de la conferencia de prensa internacional que se ha desarrollado  en Roma.  Con cifras y filmaciones, la periodista Maylyn Lope y el Embajador Isaias Rodriguez han mostrado a los presentes aquel “país invisible” del que no se habla.  Un relato diverso de aquel de los medios mainstream,  que desde hace meses describen un país al borde del abismo aprisionado por un dictador caribeño con la intención de perpetuarse en el poder no obstante la pérdida de consenso del chavismo.

En la pantalla se ven imágenes de devastación, incendios, ataques a la policía que responde con hidrantes y con lacrimógenos porque le ha sido prohibido llevar armas a la calle.   Se ven a grupos de encapuchados quemar y linchar a jóvenes sospechosos de ser chavistas, motociclistas que pasan a reclutar niños, abasteciéndoles de un costoso aparato de guerrilla urbana para nada natural.

Se ven periodistas agredidos y asaltados, anónimos trabajadores asesinados por las trampas diseminadas por las calles en la oscuridad.  En el elenco de las víctimas, muchos transeúntes o aquellos que han buscado atravesar las barricadas y han sido eliminados.  Entre éstos también el juez Gómez, asesinado por malhechores o paramilitares.

Pero bajo investigación está también un grupo de policías, sospechosos de haber cometido abusos con los manifestantes.  También se ve otro muerto – un hombre de cincuenta años fallecido en el Estado de Vargas –  del que se inculpa a la “represión”, aunque sus familiares han desmentido que haya muerto por efecto de los gases lacrimógenos.

Pero mientras tanto, los extremistas han asaltado y quemado, a más de la sede de la magistratura, la de la Misión Vivienda, el gran plan de vivienda popular gratuita que ha ya entregado más de 1’600.000 alojamientos amoblados.   En el edificio se encontraba una guardería infantil, niños y mujeres embarazadas han estado en peligro  y han sido salvados  por los bomberos.  No es la primera vez que esto sucede, se repite en otras partes del país.

En los planes de las derechas, que desde algunos meses buscan derrocar al gobierno, se estaría abriendo una “tercera fase”:  extender los focos de violencia también a los barrios populares.  Hasta ahora -ha explicado el Embajador-  las “guarimbas” se han desarrollado sólo en los barrios ricos.  “De 337 municipios, solo 11-12 han sido golpeados por la violencia fascista, que se verifica siempre donde hay un alcalde de oposición.   Zonas ricas como tantos barrios Parioli en Roma. O en ciudades como Valencia, desde siempre conservadora”.

Los extremistas han intentado  desatar la violencia en un histórico barrio de Caracas:  La Candelaria,  buscando así extenderla desde los barrios ricos,  que se encuentran en la parte este, hacia los  barrios populares del oeste.  La reacción pacífica pero firme de la población  les ha hecho desistir.

También se ha difundido la noticia de un general que habría renunciado por desacuerdos con la gestión de Maduro.  Otra versión, habla, en cambio, de una destitución por motivos menos nobles.  “La unión cívico-militar, este experimento único debido a la historia específica de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, está más firme que nunca”.

¿Cuántos son los “guarimberos”, quién los financia y con qué objetivos?  ¿En Venezuela está en curso una guerra civil? ¿El chavismo es ahora presa de un delirio despótico y debería quitarse de en medio?  ¿Cuál es la alternativa de la oposición?  Isaías Rodriguez, jurista que ha participado en la Asamblea Constituyente con Chávez y que ahora ha sido llamado por Maduro para activar aquella prevista para el 30 de julio, ha respondido sin recelos.

La violencia en curso -ha explicado-  es violencia fascista, como se ve en los símbolos adoptados y por los objetivos atacados.  Los violentos tienen bajo extorsión incluso aquella parte moderada de la oposición que quisiera participar en el diálogo, auspiciado por la UNASUR,  y en el que participan  algunos expresidentes como el español Zapatero,  y por el Papa.

La extrema derecha obliga a los comerciantes a cerrar su locales, queman los camiones que distribuyen alimentos y medicinas, reciben grandes financiamientos desde el exterior (Estados Unidos y Europa) y de las grandes empresas privadas, que acaparan dólares a precios subvencionados para sabotear la economía.  Ahora han lanzado la propuesta de una huelga general, rechazada hasta por un grupo de economistas de oposición.

Los enemigos del socialismo bolivariano –añade Isaías Rodriguez-  son las grandes empresas multinacionales que quieren meter las manos sobre los gigantescos recursos del país, las oligarquías que esperan cancelar la constitución que lo impide y las grandes corporaciones mediáticas que actúan contra los gobiernos progresistas en América Latina.

¿Los errores del chavismo?  Existen y hay que corregirlos.  Hay que derrotar la burocracia, la corrupción, el parasitismo, los que dicen que todo debe cambiar para que nada cambie (gattopardismo), sin violencia o golpes de mano, pero apostando –como en las raíces profundas del chavismo– en la democracia participativa, que apuntale el poder originario, el “poder popular”,  poder constituyente más potente de aquel constituído.

Un proyecto basado sobre el consenso que pone en riesgo sus 18 años de existencia para buscar un nuevo impulso a través de la Asamblea constituyente.  Un camino que busque incrementar el arco de los derechos y de los poderes contemplados en la constitución de 1999:  pagando,  por ejemplo, la deuda hacia las mujeres y los movimientos LGBTI, que ahora han visto bloqueado su derecho al aborto, al matrimonio gay o al cambio de sexo por la oposición de la Iglesia católica.

Blindar las conquistas sociales y superar el modelo petrolero son los objetivos principales del nuevo proceso constituyente, pero que tiene “muchos adversarios, de buena o mala fe”.  Sin embargo,  será el pueblo  eñ que decida,  “como ha sido siempre desde la victoria de Chavez”.

¿Y los políticos detenidos? ¿Habrá anmistía?  Venezuela ha pasado muchos “exámenes” de la ONU sobre los derechos humanos, y sin embargo los medios internacionales hablan hoy de torturas, violaciones y cárceles infernales.  ¿Cuál es la situación?  El Embajador ironiza :  “Eh, cierto -dice- sólo en Venezuela hay prisioneros políticos y cárceles para criticar….En cambio, va todo bien en Honduras, en México, en Colombia, donde las reglas y los derechos son puros enunciados, donde se puede ser asesinado o desaparecer.  Nuestra sociedad es transparente, quien quiera puede verificarlo en persona.  Y la Asamblea Constituyente podría también decidir una amnistía”.


Traducción por Gabriela Pereira

Il Manifesto, edición 14.06.2017

http://www.alainet.org/es/articulo/186334



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis, Golpismo, Intervencionismo, Ultraderecha

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: