Feria Internacional del Libro en Lima


Eduardo Gonzales Viaña nos invita a la presentación de su libro EL CAMINO DE SANTIAGO, el 30 de julio, a las 7pm.

eduardo-gonzales-viac3b1a

Estimados amigos:

En septiembre pasado, recibí una de las sorpresas más felices de mi vida. Mi obra EL CAMINO DE SANTIAGO resultó entre las tres primeras novelas del concurso mundial de Barcelona PLANETA 2016.

Ahora, la nueva sorpresa es que acaba de ser editada por esa editorial y va a ser presentada en la Feria Internacional del Libro de Lima el domingo 30 de julio a las 7pm.

Alejandro A. Neyra, Guillermo Giacosa y Diego Trelles participan en el acto. Por mi parte, he venido al Perú para estar en él.

…y para conversar con ustedes. Todos ustedes, queridos amigos, están invitados y espero verlos.

El tema:

Dos hombres recorren sobre un jeep los miles de kilómetros del infernal desierto de Arizona. Uno es Santiago, un joven peruano ansioso de cumplir el sueño de América y el otro, el comandante Telmo Colina, un militar sudamericano. Aunque viajan juntos, no se conocen ni saben que los une una historia sangrienta. Uno es el hijo de una víctima y el otro el autor de un genocidio ocurrido en los Andes.

Media página de texto:

Mientras Santiago moría, otra vez vio a su madre. Era muy bonita. Ella siguió haciendo las tareas habituales en el comedor mientras fingía que no lo había visto, o tal vez en verdad no lo había visto.

En el largo sueño de Santiago, vino la tarde, y por fin llegó un crepúsculo violento. Sara se tendió a descansar sobre el largo sofá rojo que tenían en casa.

Santiago, que en su agonía era un niño, la vio extender las piernas y los brazos sobre el mueble.

Después, su cuerpo horizontal comenzó a levantarse. Lenta, subió un metro por encima del sofá donde había estado reclinada. Más tarde, se puso a la altura del cuadro colgado sobre la pared.

El final de su larga falda blanca caía mientras Sara continuaba flotando. Su abundante cabellera negra descendía y parecía ondular: era lo único en ella que obedecía la ley de la gravitación.

No le extrañó demasiado que su madre flotara en el aire. Ella siempre había sido capaz de obrar milagros.

Pronto oscureció en medio de sus sueños, y siguió muriendo.

                                                                             Cordialmente,

                                                                                                Eduardo Gonzáles Viaña

 



Categorías:Actualidad, Agenda cultural

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: