Perú.  Los lobbies nuestros de cada día


descarga (93)

Escribe: Francisco Durand      

04/07/2017El gobierno de PPK llegó al poder pasando a las justas en la primera vuelta (ganándole al Frente Amplio encabezado por Verónika Mendoza) y a las justas en la segunda vuelta (ganándole a Keiko Fujimori con apoyo de Verónika y los antifujimoristas). Para llegar a las justas a la presidencia, PPK, el cansino y desorganizado candidato, logró presentarse como cabeza de un equipo de “tecnócratas” independientes de gran experiencia que formó un “gabinete de lujo”.

 Pero en realidad PPK y su equipo fueron siempre percibidos con los negocios y los lobbies más  que con lo tecnocrático y el compromiso con el país. A menos de un año de su gobierno, PPK no ha hecho más que ratificar este rasgo empresarial-lobista y desdibujar su imagen tecnocrática. Tres casos confirman las sospechas. A un escándalo conocido (aeropuerto de Chinchero), se suma otro potencial (emisión de bonos para la refinería de PetroPerú) y un decreto ley salido del MEF hecho a la medida de los lobbies que no ha merecido la atención de la prensa. Los casos muestran que, más que hacer política económica en tiempos difíciles, donde el país  necesita urgente un plan serio de inversiones públicas,  el gobierno promueve negocios, se enreda con adendas y escuda a los lobistas; todo ello traba las posibilidades de reactivar la economía.

El primer caso de lobby es conocido y tuvo como objetivo que Kuntur Wasi (consorcio de inversionistas poco prestigiado y sin fondos) pudiera realizar la obra en Chinchero con un contrato lesivo al interés nacional. Gracias a las gestiones de los y las “gestoras de intereses” que operan en el gobierno se logró un contrato leonino. Kuntur Wasi, haciéndose pasar por Asociación Público Privada (APP, una de las grandes propuestas de este gobierno para atraer inversión privada, que supone financiación propia y cobro posterior al administrar el aeropuerto) construía el aeropuerto con financiación que venía en buena parte el Estado, pero se quedaba con la concesión por varias décadas. El daño ha sido fuerte. No solo el escándalo cuestionó el sistema de adendas, mecanismo colusivo que deriva en corrupción (como lo demuestra el escándalo Lava Jato, otro factor que traba las inversiones) sino que demostró que abogados y expertos, e instituciones supuestamente técnicas como Proinversión resultaba favoreciendo a los peores postores.

El lobby a favor de Kuntur Wasi ha dado lugar a versiones de la existencia de un grupo de lobistas mujeres conocida como Los Ángeles de Charlie. La empresa de relaciones públicas internacional New Link está dirigida en Lima por varias mujeres reconocidas como gestoras de intereses, siendo una de ellas amiga del Presidente y lobista de Kunhtur Wasi. La oficina de Lima la dirige Patricia Teullet y tiene como “managing partners” a Cecilia Blume (quien fuera asesora de PPK durante el gobierno de Toledo y ahora muy cercana a Palacio) y Carolina Castilla (la hermana del ex ministro del MEF de Humala). A este grupo se puede añadir a Ximena Zavala, que trabajó para Kuntur Wasi en pleno cabildeo, viéndose luego forzada a renunciar en marzo del 2017 cuando el debate sobre el caso Chinchero también implicaba por asociación a su hermano el Premier Zavala. Recordemos, que Zavala afirmó que él se abstenía de intervenir en el caso para evitar el conflicto de intereses. Los audios de Thorne y uno más reciente de Zavala revelan que ambos presionaban al Contralor para que aprobara el contrato con Kuntur Wasi cuando ya el país debatía su inconveniencia y que el presidente avalaba el contrato. Kuczynski, Zavala, Thorne han querido sacar este contrato “como sea”, confirmando los temores que se tenían durante la campaña sobre su naturaleza lobista y sus cercanas relaciones con los intereses económicos.

El segundo caso de lobby es menos conocido pero ya se comenta en los círculos enterados de Lima , habiendo merecido notas en el Gato Encerrado y La Mula. Se trata de los cambios en la emisión de bonos para la refinería de PetroPerú iniciada por Humala luego de un concurso limpio. Aquí el responsable principal es el ex ministro-empresario Thorne (ex director del banco JP Morgan Chase- Área América Latina y fundador de Thorne Associates antes de dirigir el MEF).

Durante el gobierno de Humala, el encargado como ganador de un concurso público para organizar la estructuración financiera era el banco francés Societé Generale.  Llegado Thorne, el gobierno aumenta la emisión de bonos para la refinería a $1,000 millones más y decide deshacer el contrato con Societé Generale, pero (y ahí está el detalle) sin aclarar la causa. Los nuevos agentes financieros son Bank of America Merril Lynch, Goldman Sachs, HSBC, y también el antiguo empleador del ministro, JP Morgan Chase. El problema, aparte de la pérdida de tiempo, y un posible conflicto de intereses, es que el gobierno debe pagar una penalidad a Societé Generale de varios millones de dólares.

Vamos con el tercer caso, un decreto ley emitido hace poco que “regula” (en realidad desregula) la gestión de intereses (es decir, los lobbies). Fue aprobado como parte del paquete de 112 decretos emitidos en los 90 días que le dio el Congreso al gobierno de PPK. Resulta que el DL 1353 modifica la Ley 28024 firmada por el 2010 por el propio PPK y Zavala sobre la gestión de intereses. La nueva norma prácticamente elimina gran parte de la antigua ley, algo realmente insólito. El DL empieza afirmando que busca “asegurar la transparencia en las acciones del Estado”, sin embargo, para cumplir con tal fin deroga nueve artículos que antes obligaban a los lobistas a registrarse, pudiendo ser sancionados por incumplimiento. Ahora la norma solo exige (¡en nombre de la transparencia!) un Registro de Visitas cuando un lobista visita una entidad pública. La norma parece escrita por los Ángeles de Charlie.

A juzgar por estos tres casos, el principal problema de PPK no son entonces sus cada vez más difíciles relaciones con el Congreso, o su dilema de indultar o no a Fujimori para mejorarlas (que le costará el distanciamiento del centro liberal y la izquierda), sino su falta de dedicación para reactivar la economía debido a que altas autoridades pierden el tiempo en lobbies que le causan perjuicios al país.


http://otramirada.pe/los-lobbies-nuestros-de-cada-d%C3%ADa

http://www.alainet.org/es/articulo/186566



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis, Corrupción, Lobbismo, Tráfico de influencias

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: