Crecimiento económico y trabajo, los objetivos del G-20


g20_small

Escribe:  Fernando Del Corro             

06/07/2017

 Integrado por 19 países más la Unión Europea (UE), el Grupo de los 20 (G20), oficialmente “The Group of Twenty”, que sesionará durante tres días en Hamburgo, Alemania, fue creado en 1999 y tiene por objeto declarado el de estimular el desarrollo económico del planeta y apuntalar la generación de empleo.

Por esa razón realiza tres reuniones anuales: la central, como la que se iniciará mañana, en la que participan los jefes de estado, y algunos otros funcionarios, y otras dos, una cuyos asistentes son los ministros de trabajo de los mismos países y la restante para ministros de Economía y presidentes de bancos centrales.

El G20, con un producto interno bruto por poder de compra (pib ppp) de 84,07 billones de dólares estadounidenses representa casi el 74,8 por ciento de la economía mundial cuyo principal exponente es China con 21,14 billones, seguida por la UE con 19,92 billones y los Estados Unidos de América (EUA) con 18,56 billones.

No se trata, rigurosamente, de las 20 primeras economías del planeta ya que se ha generado una distribución por regiones y así, en el caso de Europa, por ejemplo, no está incluida España, la decimoquinta ni Irán, la decimoctava, en el caso del Medio Oriente, ni otras que como Egipto, vigésimo segunda está por delante de miembros como la Argentina y Suráfrica que representa al continente africano y que está trigésima en el escalafón mundial.

En el caso de varios países europeos existe una suerte de doble representación ya que, por una parte está la presencia de la UE como número veinte al tiempo que participan también, a título individual, Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU).

Rusia y Turquía son los representantes del mundo euroasiático mientras Arabia Saudita lo es por el Cercano Oriente, la India e Indonesia por el Medio Oriente, Australia por Oceanía, Canadá junto con los EUA a América del Norte, Sur Corea, China y el Japón por el Lejano Oriente y la Argentina, el Brasil y México por América Latina y Suráfrica por África.

La creación del G20, cuyo primer encuentro tuvo lugar en la ciudad de Berlín, estuvo relacionada con la crisis financiera global desatada a partir de 1997 en Tailandia y que se fue expandiendo a nivel planetario hasta alcanzar su máxima expresión con el derrumbe del sistema bancario estadounidense una década después.

El G20 fue precedido por el G7, integrado sólo por un grupo de países occidentales como Alemania, Canadá, los EUA, Italia, Francia y el RU más Japón, mientras que en abril y octubre de 1998 apareció el G22, reunido en Washington, devenido más tarde en G33 que se lanzó en Bonn, Alemania, en el mismo 1999, integrado por las principales economías mundiales pero que se extinguió para dar lugar al regionalizado G20 lo que hizo que exista una presencia en el ámbito mayor de un par de países como la Argentina y Suráfrica cuyos productos no alcanzan a u$s 1 billón, cifra superada por los restantes.

Aunque se traten otras cuestiones el tema central pasa por los problemas financieros agudizados en los últimos 20 años que han provocado la caída de bancos y la depreciación de las principales monedas como el euro y el dólar estadounidense mientras crece la tendencia a la institucionalización de otras virtuales al punto de que las autoridades japonesas ya estudian la eliminación de su papel moneda, el yen.

Aunque no son miembros formales participan de los encuentros del G20 representantes de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) a través de sus comités Financiero y de Desarrollo, y el Banco Mundial, además de algunos invitados especiales como en el caso de España (único permanente) y un par de países africanos con lo cual este organismo ha desplazado al histórico G8 que había sido reducido a G7 cuando fuera excluida Rusia a raíz del conflicto de Crimea.

Los 19 miembros, aparte de la UE, participan de diferentes acuerdos regionales o económicos como la OPEP, la OCDE, los BRICS, la ASEAN, el NAFTA y el Mercosur lo que aporta a una mayor influencia en las decisiones como en el último de los casos mencionados por parte de la Argentina y el Brasil.

Los 19 países fueron agrupados en cuatro grupos que se rotan en la Presidencia anualmente a través de uno de sus miembros según se acordó en 2010 cuando la misma fue ocupada por Sur Corea, compartiendo la Argentina, el suyo con Arabia Saudita, India, Alemania y China.

Y será la Argentina, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se realizará la próxima Cumbre en 2018.


 

– Fernando Del Corro es periodista, historiador, docente en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

http://www.alainet.org/es/articulo/186635



Categorías:Actualidad, Agenda internacional,, Agenda sindical o laboral, Análisis, Desarrollo económico, Integración, Internacional

Etiquetas:, , ,

A %d blogueros les gusta esto: