Una verdad incómoda


huracan_harvey

Escribe: Álvaro Cuadra    (*)    

31/08/2017

Las conmovedoras imágenes que ha dejado el huracán Harvey en Texas, Estados Unidos, nos recuerda que el calentamiento global no es un invento de los chinos ni el afiebrado delirio de algunos científicos. Es irónico que pocos meses después de que el Presidente Donald Trump haya decidido retirar a su país del Acuerdo de París, la naturaleza se haya encargado de poner las cosas en su lugar.

El calentamiento de la atmósfera y de los océanos es un fenómeno que tiene su origen en la llamada “revolución industrial” que es nuestra forma de vida desde hace más de dos siglos. El uso del carbón, primero, y del petróleo luego, ha elevado a cifras críticas los niveles de gases de “efecto invernadero”          

La humanidad enfrenta hoy un desafío que excede lo político y lo económico para instalarse como un imperativo moral. El huracán Harvey nos viene a recordar a todos que el tema medioambiental es urgente y prioritario no solo para los gobiernos sino para todos los pueblos de la tierra.

El huracán Harvey, con su secuela de víctimas y cuantiosas pérdidas económicas, no es una abstracción ni una teoría… es una catástrofe. Negar el cambio climático en nombre de los negocios o de algún alegato ideológico constituye, a esta altura, un acto de profunda inmoralidad.

Hace ya bastante tiempo se sabe que el derretimiento del Ártico se relaciona con el desprendimiento de grandes placas en la Antártica, con los tórridos veranos en Arizona y, ciertamente, con los huracanes como Harvey. El hecho de que la tragedia haya acontecido en territorio estadounidense le ha dado una inusual cobertura mediática, pero, no podemos olvidar que tormentas similares golpean usualmente otras regiones del mundo.

Mientras los “líderes” del mundo le dan la espalda a la evidencia y se ocupan de las armas y los negocios, el planeta entero de degrada día a día, encaminándonos a todos a un futuro de pesadilla. Las señales son inequívocas, el cambio climático es un gran problema de nuestro presente y algo con lo que deberemos acostumbrarnos a vivir en los años venideros.


(*) Álvaro Cuadra es Doctor de la Université Paris-Sorbonne. Paris. Francia 

https://www.alainet.org/es/articulo/187772



Categorías:Actualidad, Calentamiento global, Ecosistema global, Norteamérica

Etiquetas:, , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: