¡SE SUSPENDE HUELGA DE MAESTROS. CONTINÚA LA LUCHA!


Perú

cedis-1

CENTRO DE ESTUDIOS “DEMOCRACIA, INDEPENDENCIA Y SOBERANÍA”  – CEDIS

Hoy se anunció oficialmente  la suspensión temporal de la huelga magisterial. Juzgamos importante subrayar lo que e CEDIS dijo el  pasado 29 de agosto, y que    hoy cobra plena actualidad:

“La prolongada huelga magisterial ha demostrado la  absoluta incapacidad de la Clase Dominante apara encarar y resolver los graves problemas sociales que atormentan a las grandes mayorías nacionales. El gobierno fracasó en toda la línea, por su torpeza, soberbia e  insensibilidad. Le restó inicialmente importancia al conflicto magisterial que se inició en el Cusco  y subestimó la capacidad de lucha de los docentes peruanos, largamente abandonados por el Estado Peruano. Después, se aferró a prejuicios anti comunistas sin  fundamento alguno, guiado por la estrechez mental de algunos de sus ministros y, finalmente, se negó a  dar la cara para tratar el conflicto con los dirigentes reales de la lucha profesoral. Como consecuencia de tan errático comportamiento, la huelga se ha extendido a todo el país  y prolongado en el tiempo, en detrimento de la “estabilidad política” que reclaman las autoridades formales. La Izquierda “oficial” le debe al país una severa autocritica por el sesgo de los acontecimientos.

La responsabilidad  principal, en este orden de cosas, le cabe a “Patria Roja” y a la dirección nacional del SUTEP, pero se proyecta a otros sectores de la denominada “Izquierda legal, no por lo que está haciendo ahora –que busca reaccionar positivamente ante la crisis- sino por lo que dejó de hacer en los últimos 25 años, en los que buscó unirse no para organizar al pueblo, ni para alentar o conducir sus luchas; sino apenas para participar en  jornadas, en procura de “cuotas de Poder” que nunca fue capaz de alcanzar. Mientras las “vanguardias” de nuestro pueblo se unían, o dividían, en disputas episódicas de corte electoral.

La justeza de las demandas de los docentes es sin duda indiscutible. Y su capacidad de lucha aflora hoy como un aliciente para otros segmentos de la vida nacional. La vigorosa acción desplegada  en 18 regiones del país, ha sido producto de una caudalosa protesta ciudadana embalsada mucho tiempo. Acciones valerosas han desplegado en todo el territorio nacional maestros y maestras de localidades rurales y urbanas, dedicadas esforzadamente al laborioso trabajo de la educación de la infancia y la juventud. Sobreponiéndose a enormes dificultades económicas, materiales y aun  académicas, los docentes peruanos han hecho honor a la gloriosa tradición de lucha del magisterio nacional, a las enseñanzas del Amauta, las lecciones de José Antonio Encinas, la ruta esforzada de Walter Peñaloza y el activo trabajo sindical de Isaías Poma Rondinel, que arrancara al magisterio del cautiverio político en la que lo tuviera   sometido el APRA durante algunas décadas. 

Las  acciones de masas libradas por los maestros, y la movilización de los trabajadores el pasado 24 de  agosto bajo las banderas de clase de la CGTP, no han tenido precedentes en lo que va del siglo XXI; y han rememorado más bien episodios heroicos de tiempos mejores, desplegados bajo idénticas banderas de clase en otras épocas.

No obstante, la continuación incierta del conflicto, entraña peligros que deben ser advertidos. Una parte de las demandas magisterial, ha asido satisfecha de manera parcial. Esto, de por si configura una verdadera victoria de los maestros, que han logrado arrancar conquistas que no han sido producto de la generosidad  del régimen, ni han  caído del cielo; sino el resultado de una batalla dolorosa y difícil, que ha dejado una estela de muerte y daños físicos y sicológicos en muchos docentes. Y asoma en el escenario el peligro de la dispersión y el desbande del movimiento, alentados por el gobierno y por grupos desclasados que aún existen en  el magisterio nacional  y en la sociedad peruana.

Siempre es preferible que un movimiento victorioso ceda el paso y se repliegue ordenadamente, antes que cunda el desánimo y el temor. El liderazgo de una Vanguardia unida  y coherente, exige tensar la cuerda hasta donde realmente sea posible, y buscar acuerdos antes que se agote el movimiento. Por lo demás, la radicalización extrema de una acción de clase puede debilitar la capacidad operativa de los trabajadores e incidir negativamente en la formación de su conciencia de clase; al  mismo tiempo,  alentar deformaciones y errores que  finalmente quiebren una lucha que merece  una clara victoria.”.

Objetivamente la lucha de los Maestros culmina exitosamente, y amerita un  serio balance del movimiento popular. Nosotros daremos nuestra opinión en los próximos días. Ahora, saludamos a los maestros de todo el país, y los exhortamos a seguir con las banderas al tope en  defensa de la Educación Pública y los derechos de nuestro pueblo.

Lima, 2 de septiembre del 2017

Centro de Estudios Democracia, Independencia y Soberanía



Categorías:Actualidad, América Latina y el Caribe, Análisis, Derechos laborales

Etiquetas:, , , ,

A %d blogueros les gusta esto: